Desde la Puna y los Altos Andes, hasta el llamado Fin del Mundo, en aguas del sur argentino, la Administración de Parques Nacionales (APN) conserva en la Argentina las áreas protegidas, para el disfrute de las generaciones actuales y futuras y como aporte al cuidado del planeta.

Este año la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, 5 de junio, tiene como temática “Un planeta #SinContaminación por plásticos”, un llamado a la población mundial a unirse en la reducción de la producción y el uso de plásticos desechables que contaminan nuestros océanos, dañando la vida marina y amenazando nuestra salud.

En honor al espíritu pionero de quien fuera el origen de los Parques Nacionales de la Argentina, el Perito Francisco P. Moreno, la APN mira hoy hacia los océanos porque allí también hay una asombrosa diversidad biológica por proteger.

Con la mirada puesta en la ecorregión del Mar Argentino, la mayor del país y una de las dieciocho que se protegen en toda la Argentina a partir del Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas.

Parques Nacionales avanza en un ambicioso proyecto: proteger un 10% de la superficie del Mar Argentino a través de la creación de Parques Nacionales Marinos en la Zona Económica Exclusiva (ZEE). Marcan el inicio de este desafío el proyecto de creación del área Yaganes y la ampliación de Namuncurá-Banco de Burdwood.

Además, tres Parques Interjurisdiccionales, que ya integran el Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas, forman parte del trabajo que se realiza para la protección del Mar Argentino. Se trata de los parques Patagonia Austral, ubicado en la provincia del Chubut, y Makenke e Isla Pingüino, emplazados en la costa de Santa Cruz.

De esta manera, en la ecorregión marina se conservan al menos unas cuarenta y tres especies de aguas abiertas amenazadas. Por su parte, el desarrollo de fitoplancton y algas en la superficie del mar atrae un sinnúmero de organismos planctónicos y a su vez animales de mayor tamaño que integran las redes alimentarias.

Además, una enorme concentración de aves habita estos Parques donde hallan disponibilidad de alimentos en el mar, entre ellos petreles y albatros. También forman parte del gran elenco faunístico que se encuentran en estas áreas protegidas distintos tipos de tiburones, cinco tipos de tortugas marinas, varias especies de rayas y los simpáticos pingüinos son algunos ejemplos.

El compromiso de Parques Nacionales de Argentina es conservar el mar y la biodiversidad de este ecosistema, promoviendo la economía pesquera moderna y el turismo sustentable como valiosos recursos para las generaciones futuras y la ciencia.