Con el objeto de verificar el estado de la actividad minera de tercera categoría y la posible existencia de extracción de minerales sin autorización del Gobierno de Mendoza, se procedió a través de la Dirección de Minería, dependiente del Ministerio de Energía de la provincia, a realizar inspecciones en zonas de Cacheta, cercanas a la Penitenciaría Almafuerte.

Allí se detectó que efectivamente se estaban llevando adelante de manera clandestina la extracción de áridos. Por ello, se aplicó las acciones legales y administrativas correctivas y punitivas a los responsables de este hecho.

Ante esto, el ministro Marcos Zandomeni, resaltó la importancia que tienen estos procesos de control que ejerce el Estado, ya que “se trata de salvaguardar la seguridad de los habitantes y cuidar el medio ambiente haciendo cumplir las reglamentaciones frente a esta actividad”, señaló.

Mediante un informe de inspección realizado la semana pasada, acta Nº 00509 serie “A”, el equipo de la Dirección de Minería, señaló que se hizo una inspección ocular en las inmediaciones del Penal Almafuerte, del lado oeste en el puesto Bechara (Ex Cantera Bechara), que fuera clausurada en el año 2012 y que aún continúa en condiciones de cierre total, por lo que se observó el estado de paralización sin signos visibles de extracción. Lo mismo ocurrió del lado norte, camino Ruta Prov. 87, frente a la unidad penitenciaria.

En tanto, del lado este, continuando la recorrida perimetral de Almafuerte, se detectó un camino improvisado hecho por maquinarias pertenecientes a una Planta Clasificadora de áridos en funcionamiento, de la sociedad de un reconocido empresario mendocino y que no contaba con la autorización correspondiente para la extracción, por lo que se tomaron las coordenadas de su ubicación para dejar registrado en el acta, junto a material fotográfico que ayudará al proceso de investigación y posterior sanción.

En diálogo con el empresario en cuestión, los inspectores del Ministerio de Energía se informaron que quienes realizan la actividad de manera clandestina, no era personal de su empresa, sino los responsables de otra cantera de la zona para la extracción sobre el Arroyo Seco Las Minas. Ante esta situación, se efectuó el acta en la cual se le informó que bajo apercibimiento de aplicación de las sanciones contempladas en el artículo 264 del Código de Minería, no podrá realizar ninguna actividad extractiva, a partir de una línea imaginaria, que se le implantó como limite, ubicada en coordenadas del playón de desechos de hormigón, en dirección este/oeste. También se le solicitó, cortar mediante relleno de material de descarte de la planta, las huellas internas y rellenar también los pozos que se encuentran en el predio.

Zandomeni insistió que “el control que se realiza permanentemente sobre las actividades mineras, nos ayudan a evitar el perjuicio sobre el medio ambiente y los trabajos clandestinos en canteras. El Estado tiene el poder para ejercer las acciones de control y normalización, que apoya a los sectores productivos que se desarrollan conforme la normativa vigente”.

Fuente: Prensa del Gobierno de Mendoza