El osito lavador -que tiene la costumbre de lavar su alimento antes de comerlo si tiene agua cerca-, también conocido como aguará popé, mayuato o mapache cangrejero, es muy parecido a un mapache norteamericano, aunque tiene las patas largas. De hábitos nocturnos, deja una huella fácilmente reconocible, similar a una mano humana.

El avistamiento fue posible gracias al proyecto de monitoreo de mamíferos del que participan los municipios de La Paquita y Altos de Chipión, los lugareños Adelmo Salvay, Gustavo Cerri y Angel Maranzana y Natura International.

Captar esta especie al sur de la laguna, donde aún no estaba confirmada su presencia, viene a reafirmar la necesidad de crear el Parque Nacional Ansenuza, el cual dará un marco legal de protección a miles de hectáreas de humedal, hábitat de 380 especies de aves -residentes y migratorias-, 16 especies de anfibios, 35 especies de reptiles, y muchas especies más, a la que hoy se le suma el osito lavador.