Las peleas de gallos se realizaban en el fondo de una propiedad que en su frente tenía la fachada de una iglesia evangélica que funcionó con el nombre de Estanque de Siloe.

Personal de la comisaría Primera de Florencio Varela, del Grupo Táctico Operativo y del Comando de Patrullas de Florencio Varela allanó la casa ubicada en las calles 560 y 511 del Barrio San Jorge de ese municipio bonaerense, donde constataron que había 47 personas que realizaban apuestas clandestinas en torno a un ring en el cual peleaban las aves.

Como resultado del operativo, la policía aprehendió al organizador de las riñas y puso a disposición de la justicia a los 47 asistentes, secuestró 30.000 pesos en efectivo, pizarras y anotaciones en papel e incautó 42 gallos y 20 jaulas.

Los animales fueron entregados al área de Bromatología de la Municipalidad de Florencio Varela para su resguardo y custodia.