Una reivindicación histórica de los derechos de los pueblos originarios se conseguirá en octubre, tras años de espera. El gobernador de Chaco, Domingo Peppo, anunció que el traspaso legal de 378.000 hectáreas de la Reserva Grande a las comunidades Wichí, Qom y Mocoví. Se trata de la reserva aborigen más grande del Latinoamérica.

En una reunión que mantuvo con hermanos aborígenes y criollos en Comandancia Frías, el mandatario chaqueño revalidó los trabajos que llevan adelante distintos organismos del gobierno en la mensura, titularización y regularización dominial de las tierras. El Instituto de la Colonización está trabajando conjuntamente con el IDACH, la Dirección de Catastro (Ministerio de Gobierno) y la comunidad, en las ubicaciones de los espacios que están siendo titularizados.

“El traspaso legal y definitivo de estas tierras, con la documentación que corresponde y la mensura, constituye una reparación histórica a los pueblos originarios”, valoró el gobernador, quien además indicó que se trata de un trabajo que inició en la gestión de gobierno anterior con la consulta de las familias originarias.

La iniciativa de regularizar estas tierras data del gobierno de Danilo Baroni. Luego de varios intentos fallidos, y con el objetivo de no repetir la situación de las hectáreas de la Meguesoxochi, distintas áreas del gobierno provincial realizaron un exhaustivo trabajo de campo para confeccionar un proyecto de titularización que incluya a las 3 etnias y además a los pobladores criollos que habitan en el lugar hace muchos años.

Peppo precisó que cada etnia se encuentra en proceso de definir una figura jurídica a través de la cual se va a titularizar al pueblo. En este sentido, agregó que las etnias Wichi y Qom tienen “prácticamente definido” este aspecto y que el IDACH se encuentra trabajando con el sector Mocoví. “En este último caso una de las opciones sería realizar un proceso electoral para definir las autoridades de la organización”, precisó.

Por otro lado, el gobernador informó que las comunidades solicitaron acciones para evitar asentamientos o usurpaciones en esas tierras. “Se va a disponer un dispositivo, como anexo de un decreto al que se va a referir el título correspondiente, que constatará el compromiso del ministro de Seguridad de trabajar en ese sentido”, explicó Peppo.