Durante todo el 2017 se rescataron en Jujuy 56 animales silvestres o en peligro de extinción, que luego en su mayoría fueron devueltos a sus hábitats naturales, la cifra la informó el Centro de Atención a la Fauna Autóctona de Jujuy (Cafaju).

De este grupo de animales, el 60% fueron aves, 29% mamíferos y el 18% restante, reptiles. Dentro de las aves, la mayoría de las especies rescatadas fueron de la familia de los Psitácidos: loros habladores, aliseros, maitacas y un guacamayo que provenía de Córdoba, mientras que entre las aves rapaces nocturnas abundaron las lechuzas vizcachera, campanario, orejuda y búho.

Otras especies rescatadas fueron tucanes, caranchos o cara cara, pava del monte, charatas, ataja caminos, benteveo y carpinteros. El Cafaju depende del Ministerio de Ambiente de Jujuy. La provincia tiene una fuerte política de conservación de especies animales que son muchas veces comercializadas en el mercado ilegal, víctimas del mascotismo o de la caza furtiva.

Los mamíferos rescatados son ejemplares de corzuelas pardas, monos caí y ocelotes y con menor frecuencia, quirquincho bola, mulita, pecarí de collar, pecaría majano, comadreja y una puma hembra de aproximadamente 4 meses de edad. Se informa además que se logró recuperar a reptiles como el caraguay, tortugas terrestres y también serpientes de diferentes especies.