La Dirección de Recursos Naturales del Organismo ambiental bonaerense (OPDS), informó que una ballena falsa orca (Pseudorca crassidens) fue liberada esta mañana a 11 kilómetros de la costa marplatense, luego de casi dos meses de rehabilitación en el complejo Mar del Plata Acuarium, que cuenta con un centro específico.

Se trata de un ejemplar juvenil hembra de tres años, 150 kilos y 2 metros y medio de largo, que apareció el 12 de enero, varado en las playas del norte de Mar del Plata, y que fue rescatado gracias al aviso de los testigos a la Red de Rescate y la pronta respuesta del oceanario.

El titular del OPDS, Ricardo Pagola, destacó que “el aviso llegó a Prefectura, que integra la Red de Rescate de Fauna Marina, al 106, apenas el animal fue visto en la playa. El accionar responsable de los turistas que estaban en el lugar posibilitó el rápido traslado y la posterior atención. En el Día Mundial de la Vida Silvestre, poder contar que vuelve al mar esta ballena gracias a un trabajo en equipo, es auspicioso”.

Alejandro Saubidet, biólogo marino del Aquarium, participó de las etapas de rescate, recuperación y liberación. “A primera vista el ejemplar presentaba laceraciones propias del varamiento. Cuando ingresó al centro de rehabilitación se le hicieron análisis de sangre para determinar si debía ser tratado con antibióticos. Viendo los resultados de los análisis, comenzamos a tratarla con un antibiótico, y respondió favorablemente”.

La pseudo orca presentaba bajo peso, y en un principio se le colocó una sonda gástrica para el agua. “A los siete días del ingreso ya pudo alimentarse con pescado y con el correr de las semanas fue ganando peso, hasta que al final alcanzó veinte kilos más. A lo largo de la recuperación se hicieron cinco análisis de sangre más, para ir bajando la dosis de antibiótico, agregó Saubidet.

En las semanas previas a la liberación el contacto entre la Red de Rescate (desde Prefectura) y el Aquarium fue constante ya que se trata de un operativo de mucha complejidad donde intervienen varios factores de logística.

Finalmente se acordó realizar la maniobra, que se concretó hoy, siete millas mar adentro, en una zona donde abundan cardúmenes de varias especies. “Esto le posibilita y garantiza la alimentación a la falsa orca, hasta tanto se reencuentre con su grupo”, explicó el biólogo.