El doctor Mauro Guido Carignano, investigador del Consejo nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), recientemente defendió su tesis doctoral “Optimización Energética de Vehículos Híbridos Eléctricos”, ya que participó en la creación de un colectivo híbrido, que tiene entre sus ventajas el ahorro de combustible, la reducción de las emisiones de gases contaminantes y la disminución del ruido.

Siempre fue un deseo personal poder conectar mi carrera académica y mi formación de doctorado con proyectos que tengan un impacto en la sociedad”, señaló el Ingeniero Mecánico Carignano, quien contó como nació el proyecto:

“La idea surgió junto a Simón Carpman, con quien nos graduamos en Ingeniería Mecánica en la Facultad de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura (UNR), y siempre quisimos hacer algo innovador asociado al transporte. En las conversaciones que solíamos tener, hablábamos sobre los sistemas híbridos que se utilizan en el mundo, las ventajas y desventajas de cada uno y los desafíos que se presentan desde el punto de vista de la gestión energética. En ese marco, surgió la idea de hacer un bus híbrido para el transporte urbano de pasajeros de Rosario.

La ciudad tiene una gran flota de buses, y el ruido y la contaminación representan un problema real para la sociedad. En este escenario, planteamos la posibilidad de utilizar un sistema de propulsión híbrido, lo cual ofrece un gran potencial debido al régimen de frecuentes arranques y paradas.

Con esta idea, participamos del evento Generación I, donde se presentan y promueven proyectos de Innovación para la ciudad, que es organizado por la Municipalidad de Rosario y gestionados por Roberto Biso, director General de Planificación y Gestión de la Municipalidad, quien nos facilitó el contacto con la empresa de transportes Semtur –actualmente denominada Movi- para dar forma a la idea.”

Con respecto a las ventajas que tiene en comparación con un colectivo convencional, Carignano explicó que “Las ventajas principales son el ahorro de combustible, la reducción de las emisiones de gases contaminantes y la disminución del ruido. Respecto al ahorro de combustible, se debe a la recuperación parcial durante el frenado de la energía cinética del autobús, la cual se reutiliza para propulsar nuevamente la unidad. Además, gracias a este sistema de frenado regenerativo, se reduce notablemente la utilización de los frenos de fricción. Como consecuencia del ahorro de combustible surge la reducción de las emisiones de gases contaminantes.

En lo referido a la reducción de ruido, este sistema tiene la particularidad de detener el motor de combustión interna cuando el autobús se encuentra parado. De esta manera, se elimina el ruido del motor diesel en las paradas de autobuses y semáforos; sistema conocido como Start-Stop, que es una tecnología recientemente incorporada en algunos vehículos.

Otras ventajas para la plataforma propuesta son la utilización del motor de combustión interna, siempre en el punto de mayor eficiencia y una menor utilización de los frenos de fricción, entre otras.

El proyecto se encuentra en la segunda etapa, donde la unidad será sometida a un uso intensivo en condiciones reales, lo cual tomará algunos meses y les permitirá evaluar la confiabilidad mecánica/hidráulica del sistema propuesto.