El yaguareté -panthera onca-, es un felino que habita en el norte argentino y cuya “área histórica” ha sido reducida dejando la especie en “peligro crítico de extinción“, informan desde la Secretaria de Ambiente Nacional.

De las jornadas participan expertos de ONGs, el área de Fauna Silvestre nacional, representantes de la Administración de Parques Nacionales (APN) y de las provincias de Chaco, Corrientes, Misiones, Formosa, Salta y Jujuy.

La cartera ambiental señaló que “la distribución geográfica actual del yaguareté quedó restringida a tres ecorregiones del norte del país: las Yungas, la Selva Paranaense y el Bosque Chaqueño”.

La Selva Paranaense y las Yungas poseen un plan estratégico para la conservación de esta especie en peligro crítico de extinción, mientras que en el Gran Chaco Argentino se generó recientemente un plan de emergencia preliminar para conservar a este felino, detalló Ambiente en un comunicado.

El objetivo de las jornadas es generar un plan nacional, en base a estos tres planes estratégicos regionales, que plantee acciones tendientes a mitigar las amenazas que han llevado a esta especie a ocupar menos del 5 por ciento de su distribución histórica en Argentina.

“Por primera vez se inició el proceso” que reúne “a organismos del Estado, a las provincias involucradas y a ONGs para delinear una política de conservación del yaguareté y asimismo de su entorno natural, por lo que también se articula con la Ley de Bosques Nativos”, explicó Gabriel Terny, director de Fauna Silvestre.

La directora nacional de Conservación de Áreas Protegidas de la APN, Ana Balabusic, explicó que las principales causas para la pérdida de población de yaguaretés son “la fragmentación del hábitat, la caza de individuos y de predadores naturales, el atropellamiento en rutas y la eliminación a manos de pobladores locales que ven amenazado su ganado doméstico ante la falta de presas” para esos felinos.