Técnicos de Invap desarrollaron una camilla multipropósito liviana y acorde a las necesidades del terreno para las tareas de evacuación en las montañas de Bariloche.

La idea surgió ante la necesidad de la Comisión de Auxilio del Club Andino (CAX) que habitualmente realiza las evacuaciones con camillas de origen europeo, que están diseñadas para otro tipo de terreno y para distancias cortas, además de estar pensadas para el traslado en helicópeteros, algo que en Bariloche pocas veces ocurre y los rescatistas deben trasladar a los heridos a pie por los senderos de montaña.

En un concurso que realizó Invap y Club Andino Bariloche, se definió un diseño de camilla creado por Leandro Colombano, Lucas Muñoz y Miguel Ángel Pagliaro.

El diseño cumplía los requerimientos técnicos y prácticos que apuntaban a simplificar la tarea del rescatista. Se pidió que la camilla sea liviana, resistente, rígida, fácil de limpiar, apta para temperaturas altas y bajas, trasladable por la nieve, la tierra, la piedra y el agua, apta para el descenso por paredes verticales, deslizable por la nieve, capaz de ser suspendida de un helicóptero, apta para transitar por los estrechos senderos de montaña y en lo posible, flotable.

El diseño ganador se destacó por su equilibrio entre robustez y solución, presentando un modelo de dos partes simétricas en PVC con estructura de aluminio.

“Siento admiración por el trabajo que la CAX realiza y un gran orgullo por el prestigio que han logrado con su esfuerzo, dedicación y compromiso incondicional. Cumplimos la primera etapa con la que llegamos a un diseño práctico y de bajo costo de fabricación”, aseguró Martín Absi, coordinador del concurso por Invap.

Según precisó en 2016 se buscarán los recursos para poder fabricar el primer prototipo, que será sometido a múltiples pruebas y ensayos antes de ser entregado a los rescatistas para su uso en la montaña.