Tras la muerte de una yaguareté preñada de dos cachorros, que fue atropellada en la Ruta Provincial 19, en la provincia de Misiones, representantes del Ministerio de Ambiente, la subsecretaria de Ecología de Misiones, Parques Nacionales y Vialidad se reunieron para planificar normas que colaboren en el cuidado de la especie.

El objetivo está puesto en el aumento de pasafaunas, la colocación de radares y reductores de velocidad en zonas críticas de Misiones para prevenir futuras muertes de más ejemplares de esta especie en peligro de extinción.

Las amenazas que perjudican a este animal que habita principalmente en suelo misionero son las altas velocidades en zonas protegidas, la falta de fiscalización de la caza furtiva, el comercio ilícito y el tráfico ilegal, entre otras.

El propósito del encuentro tiene como objetivo salvaguardar la especie, “con medidas que forman parte del Plan de Acción Extinción Cero, que implementa estrategias en pos de la conservación del yaguareté y otras especies amenazadas”, señaló la cartera de Ambiente.

Otro de los puntos abordados en la reunión fueron las actividades de educación ambiental, así como también las estrategias de comunicación y capacitación. Además, se repasaron las medidas tomadas hasta el momento y se consensuó iniciar un estudio acerca de la factibilidad sobre la normativa específica para rutas en áreas protegidas y de importancia ambiental.

Recordemos que tras la muerte de la yaguareté preñada, uno de los radares registró setenta vehículos en infracción a la velocidad máxima permitida en áreas naturales protegidas, que es de 60 kilómetros por hora.

Investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) ya advirtieron acerca del peligro que representan los cruces viales en zonas protegidas y señalaron que si no se avanza con estas obras de manera urgente, habrá más yaguaretés atropellados.