Fuente: Tucumán Sin Filtro

La dramática situación tiene lugar en el paraje rural Colonia 1, de la localidad de Santa Ana, Departamento de Río Chico, a 102 kilómetros al sur de la capital tucumana. El padecimiento diario de estos pequeños quedó registrado en un video filmado por una de las madres. Luego, compartido en la red social Facebook por un grupo de vecinos de la ciudad de Concepción que integra la “Peña Xeneize”, una ONG que desde hace tiempo viene ayudando a los afectados por las inundaciones en el sur tucumano.

“Recibimos el llamado desde Buenos Aires de la Asociación Bancaria que nos ofreció un bote para que los chicos puedan cruzar de orilla a orilla”, contó Gustavo Ochoa, vocero de la peña concepcionense de Boca “Rubén ‘Chapa’ Suñé”.

Ochoa se preocupa por aclarar que a la peña “xeneize” no la anima ningún interés político y que a sus miembros no les interesa polemizar. Precisa que, por pedido del Club Atlético Boca Juniors, realizan tareas sociales en el interior de la provincia. Esas actividades van desde la donación de colchones hasta la entrega de juguetes a los sectores vulnerables. Esa vocación solidaria los llevó hace 20 días a la Colonia 1, donde ofrecieron regalarles un agasajo con chocolate caliente a los más pequeños.

“Una mamá nos contó que carecían de transporte escolar y que muchas veces debían cruzar el río para llegar a la escuela”, relató. El video, que el martes se viralizó en las redes sociales y fue divulgado en noticieros de canales nacionales, documentó el wwwimonio de la mujer sobre los pequeños que caminan entre ramas, piedras y agua para llegar al establecimiento.

“Nosotros empezamos a trabajar para encontrar una solución. No queremos confrontar con nadie, sino dar una respuesta. Y en ese contexto, llega este ofrecimiento de un bote, lo cual agradecemos porque el problema existe”, afirmó Ochoa al diario La Gaceta. “Son siete los niños de la Colonia 1, de Santa Ana, que todas las mañanas, desde hace mucho tiempo, deben cruzar el río Chico, con el peligro que esto implica, acompañados por sus padres”. Dijo que lo hacen “para acortar camino, porque de lo contrario deben caminar cinco kilómetros para llegar a la escuela N° 64, ‘Wolf Schcolnik’, de Santa Ana”, donde asisten. “Duele mucho ver esto. Los niños son de la primaria. Tienen entre seis a diez años. Una señora (la mamá de uno de los pequeños) nos dio las imágenes para que pueda salir a la luz la cruel realidad”, dijo, indignado, Ochoa.

El vecino solidario reclamó “que alguien se haga cargo de esto, porque ellos no pueden seguir así. Pedimos un puente alternativo, o un transporte que busque a los niños para ir a la escuela, ya que están aislados y ellos sólo quieren estudiar”. Las fuertes tormentas registradas en la primera quincena de marzo, sumado al desborde parcial del dique Escaba, el 12 de abril, arrasaron con una docena de puentes en distintos puntos de la provincia. La mitad de esos pasos todavía no fueron reparados, lo que obliga a cientos de vecinos de distintas localidades a circular por badenes y cruces provisorios.