Dos pichones de cóndor nacidos en cautiverio en La Rioja fueron trasladados a la Fundación Bioandina para su rehabilitación y posterior integración a la naturaleza, en el marco de las acciones orientadas a la preservación de la fauna silvestre que realiza la Secretaría de Ambiente de la Provincia y el Programa Conservación Cóndor Andino (PCCA), el cual busca restaurar las poblaciones naturales de cóndor andino (Vultur gryphus) a lo largo de Sudamérica.

Una de las crías proviene de la Reserva Natural de Sierra de Los Quinteros y la otra del Centro de Preservación y Rescate “Yastay”, en el interior de La Rioja, y ambas fueron trasladadas a Ecoparque en Capital Federal, donde se encuentra la Fundación Bioandina. Allí estarán en cuarentena y luego de los respectivos controles sanitarios serán socializados junto a ejemplares silvestres, siempre manteniendo el aislamiento hasta que estén listos para ser incluidos en programas de liberación en toda Sudamérica.

Para realizar el operativo llegaron a la provincia hace unos días el director del Programa Conservación Cóndor Andino, Luis Jácome, y la directora Ejecutiva, Vanesa Astore.

La Rioja, explican desde la Secretaría de Ambiente riojana, “continúa trabajando en un plan integral de conservación, que propende la cría, el rescate y la rehabilitación de Cóndores Andinos”.