En 1969 Dow Chemical Company creó el Napalm (nafta gelatinosa), que provocó la muerte de miles de campesinos vietnamitas, en 1984 una planta de agrotóxicos de esta empresa en Bhopal (India) tuvo una fuga de isocianato de metilo generando al menos 8000 muertos. Esta semana, el CEO de la misma empresa anunció que invertirá 2.000 millónes de dólares en Vaca Muerta. Lad inversiones comienzan a llegar a nuestro país.

Gastón Remy, CEO de Dow Argentina, en declaraciones a la prensa precisó el anuncio: “Vamos a estar cerrando el año 2017 con casi 700 millones de dólares acumulados de inversión junto con YPF. Es la segunda etapa del desarrollo, y en los próximos años la expectativa es llegar a los dos mil millones de dólares de inversión para el desarrollo total del campo. Se han superado las expectativas en cuanto a lo que es nuestro desarrollo, estamos esperando que otros nos imiten y también se animen a invertir en Vaca Muerta

Desde que asumió la nueva administración, uno de los ejes es la convocatoria a invertir en nuestro país. La estrategia que sigue el gobierno nacional tiene como pilar ofrecer nuestros recursos naturales a empresas extranjeras para que vengan a llevarse nuestras riquezas, generando contaminación y pocas o nulas ganancias para nuestro pueblo. El caso del fomento a la minería es un claro ejemplo de esta postura. Las consecuencias son graves, Barrick Gold es una muestra de cómo una compañía puede tener más poder que el propio poder ejecutivo de una provincia. Actualmente, beneficiada con excenciones legales e impositivas explota la mina Veladero sin ningún control ambiental.

Dow Chemical Company es una de las principales productoras de venenos en el mundo, tiene presencia en 175 países, 43.000 empleados y ventas anuales por 49.000 millones de dólares. En el año 2015 se fusionó con la que era su competidora, DuPont, formando DowDuPont. De esta manera logró ser empresa más grande productora de agrotóxicos y agentes químicos del planeta.

Vaca Muerta es una de las mayores reservas de gas y petróleo del mundo. Para su extracción hace falta quebrar la roca, hasta producir un quiebre de la formación y extraer el combustible. Este proceso se conoce como fracking, y es altamente contaminante ya que para hacer la quebradura de la piedra se inyecta agua con elementos químicos. Estos fundamentos son demasiados atractivos para una empresa acostumbrada a dañar a la naturaleza, Dow.

 “Este es el único lugar en el mundo donde nos animamos a participar en la producción y explotación de los recursos hidrocarburiferos, así que es una experiencia que está teniendo mucho impacto incluso a nivel global. Es la oportunidad única que tiene Argentina en lo que es una de las plataformas claves de desarrollo de cualquier país, no sólo desde el punto de vista económico sino también geopolítico de tener la segunda reserva más grande de shale gas en el mundo”

El mundo mira con mucha expectativa este proceso en Argentina porque las oportunidades son enormes aunque esto todavía es muy incipiente, pero hemos visto lo que sucedió en Estados Unidos donde una revolución similar tuvo un impacto magnífico en lo que fue la reconstrucción de la cadena industrial de ese país”. Las palabras del CEO seguramente contenten a los funcionarios nacionales, las deseadas inversiones, están llegando.