La visita del presidente Obama a nuestro país hace algunos días atrás comienza a tener las primeras consecuencias. La filial argentina de la multinacional Dow llegó a un acuerdo con la empresa de tecnología Invap, para avanzar en la construcción de un parque eólico en la provincia de Río Negro. El proyecto supondrá una inversión total de unos 123 millones de dólares, pero su concreción está supeditada a que el Gobierno reglamente la ley de Energías Renovables y, según dejaron entrever desde Dow, a que se llegue a una solución por el tema de los holdouts.

Se trata, en rigor, de un memorando de entendimiento entre las dos empresas: “El proyecto está pensado para que de tres a seis meses podamos lograr acuerdos definitivos“, dijo ayer el CEO de Dow Argentina, Gastón Remy. Estuvo acompañado por Hector Otheguy, presidente del Invap, y miembros de los equipos técnicos.

El parque eólico estará localizado en Cerro Policía, un área de 16 kilómetros cuadrados ubicado a 130 kilómetros al sur de Roca. Invap pondrá la tierra, que es provincial pero la posee en concesión, y tiene la doble ventaja de estar cerca de líneas de alta tensión y contar con vientos intensos y de buena calidad; además, aporta los estudios y el proyecto listó para operar. Dow garantiza inversión y el consumo de una porción de la energía producida por parte de sus distintos complejos productivos en todo el país.

Dow es un grupo de compañías químicas, petroquímicas y agrícolas. En Argentina fabrica insumos productivos para 18 sectores industriales incluyendo alimentación, automotriz, higiene y cuidado personal, electrodomésticos, agroindustria, construcción y envases, entre otros. Es el tercer consumidor de energía renovable de Estados Unidos. Sin embargo, la empresa es creadora de semillas genéticamente modificadas y de agrotóxicos de alta peligrosidad para el medio ambiente.

La historia de Dow no es precisamente la de una empresa con un historial inmaculado. Hasta 1969 era la principal compañía fabricante de Napalm. Sin dudas tampoco es una empresa que se vanaglorie por su cuidado hacia el medio ambiente, siendo acaso Dow la compañía que halla provocado uno de los mayores daños ecológicos en el mundo. En Diciembre de 1984, en su planta de agrotóxicos en Bhopal, India, se originó una fuga de Isocianato de metilo, causando la muerte de 8000 personas en un primer momento, y al menos 12.000 fallecieron luego como consecuencia de este derrame.

Sin embargo, la fuga de este químico afectó a más de 600.000 personas, 150.000 de las cuales sufrieron graves secuelas. Además, perecieron también miles de cabezas de ganado y animales domésticos y todo el entorno del lugar del accidente quedó seriamente contaminado por sustancias tóxicas y metales pesados que tardarán muchos años en desaparecer. La planta química fue abandonada tras el accidente. La compañía llegó a un acuerdo con el estado Hindú y pagó 470 millones de dólares por los daños causados los cuales fueron insuficientes porque el Estado asiático se quedó una parte y lo que quedaba apenas se ha podido cubrir gastos médicos de unos pocos de los enfermos. El hecho, conocido como el “Desastre de Bhopal” pronto fue olvidado, y la compañía continuó expandiéndos en todo el mundo.

Hoy está presente en 175 países del mundo, tiene 43.000 y ganancias anuales de 49.000 millones de dólares. Hace un año se fusionó con su principal competidora, Dupont, dando origen a DowDuPont, originando la mayor empresa química del mundo valorada en 130.000 millones de dólares. Esta es la empresa que invertirá en Río Negro.  

El proyecto rionegrino tendrá dos fases. La primera etapa supondrá una inversión de unos 50 millones de dólares para construir cinco molinos que producirán 15 MW de energía. Con la segunda fase se totalizaría una inversión de 123 millones de dólares, con la construcción de 20 turbinas eólicas que llevaría la producción a 65 MW.

También se espera la reglamentación de la ley de Energía Renovables, sancionada hace un año, y que establece estructuras impositivas y de precios bonificados para la realización de esta clase de proyectos.