El proyecto “ResCue” se quedó con el primer lugar de la etapa argentina de la Imagine Cup, un concurso creado por Microsoft que desde 2003 premia la innovación tecnológica, y por el que los ganadores viajarán a la sede de la empresa en Estados Unidos para representar a la Argentina en la final mundial.

Las dificultades para acceder a zonas afectadas por desastres naturales, que imposibilitan la llegada rápida de los rescatistas, pueden ser resueltas con este proyecto desarrollado por cuatro universitarios argentinos que utiliza drones autónomos para la exploración del área de catástrofe, iniciativa con la que representarán al país en un concurso mundial.

En su presentación, los cuatro estudiantes del Instituto Tecnológico Buenos Aires (ITBA), explicaron que para maximizar los rescates en una situación de catástrofe, los equipos deben actuar en las primeras 12 horas que siguen al fenómeno. Sin embargo, en la mayor parte de los casos, llegan hasta dos días después de ese momento: “Eso hizo que solo se pudieran rescatar con vida a menos de 200 personas entre los 200 mil muertos de Haití”, ejemplificaron durante una reunión en la sede local de la compañía.

La dificultad radica, entre otras cosas, en la exploración rápida y la asignación de los recursos humanos en el área afectada, algo que podría facilitarse con la utilización de la tecnología.

Así, ResCue puede poner rápidamente en funcionamiento drones autónomos que van fotografiando la superficie y, a través del reconocimiento de imágenes, identifica qué personal se necesita en cada lugar y genera una alerta que es enviada a una terminal en tiempo real.

Mientras el dron vuela autónomamente, el personal recibe la información y puede clasificar la urgencia de cada caso.

En los próximos dos meses, el equipo integrado por Luciano Mosquera, Ramiro Olivera Fedi, Julián Antonielli y Nicolás Clozza trabajará para afinar la presentación, el diseño de la aplicación y la plataforma, y realizarán una prueba de campo que demuestre la efectividad del proyecto.