Se trata de una máquina ubicada en la plaza Vera del microcentro de la ciudad donde se pueden depositar botellas limpias y secas, tras lo cual se debe escanear un código QR y, de esa manera, canjear los puntos otorgados por saldo en la tarjeta de transporte.

Esta iniciativa, “se presenta con el claro objetivo de incentivar el reciclado de botellas PET favoreciendo el cuidado del ambiente y la economía circular“, indicaron fuentes municipales, que remarcaron que se trata “de una máquina única en todo el nordeste argentino”. El canje se podrá realizar de lunes a viernes, de 10 a 13 y de 17 a 20, especificaron.

Hoy, Corrientes es una de las ciudades que realmente lucha contra el cambio climático y lo hace con un plan de acción validado por la Red Argentina de Municipios contra el Cambio Climático (Ramcc) que integra el Pacto Global de Alcaldes por el Clima y la Energía, y todas estas acciones tienen que ver con eso: concientización para ir reutilizando el plástico”, dijo el intendente correntino, Eduardo Tassano, durante el acto.

Cada botella PET equivale a un punto por el precio de 2,50 pesos. El mínimo de canje es de $ 60 por 24 botellas, mientras que el máximo es de 32 botellas ($ 80). Si bien se pueden depositar todas las botellas que el usuario quiera, el límite está dado por el máximo de canje que puede darse por día a esos créditos.

Como requisitos, es necesario registrarse en la aplicación ReciclAds (con una cuenta de Facebook o Google) y, además, la tarjeta debe estar registrada en el sistema SUBE.