Fuente Télam. Fotos: Florencia Trincheri.
 
La película El 5 de Talleres estrenada el jueves pasado fue aplaudida este sábado por los socios y vecinos de Remedios de Escalada que colmaron el gimnasio Mallarakis durante las dos funciones realizadas en el club donde se rodó buena parte del film.
 
Con la presencia del director, Adrián Biniez, y el protagonista Esteban Lamothe, más de 500 personas se acercaron al Club Atlético Talleres para ver las dos funciones de la película que transcurre casi íntegramente en esta localidad del partido de Lanús, en el sur del conurbano bonaerense.
 
La jornada, que comenzó con la primera función a las 18:30 y continuó con una segunda programada para las 21, con distintas generaciones de hinchas de Talleres que se acercaron al club con sus camisetas, en grupos que se iban encontrando sobre la calle Timote a medida que llegaban.
 
Entre el público presente dentro del auditorio armado especialmente para la ocasión se pudo ver al presidente de la entidad, Alejandro Freije, y a uno de sus hinchas más conocidos, el viceministro de Justicia de la Nación, Julián Álvarez, también vecino de la zona.
 
Al finalizar la primera función, tanto Biniez como Lamothe respondieron preguntas de los vecinos que querían saber cosas tales como por qué había sido elegido ese club para contar la historia del “Patón” Bonassiolle (nombre del personaje que encarnó el protagonista) o si creían que esta película podía llegar a marcar un antes y un después en sus carreras.
 
Biniez, que vivió toda su infancia y parte de su juventud en Remedios de Escalada, contó que todo nació durante una charla con un amigo en Montevideo (ciudad en la que vive desde más de una década), y confesó que trabajar en el barrio le dio mucha tranquilidad a la hora de desarrollar el rodaje.
 
Lamothe, por su parte, agradeció el cariño de la gente y no dudó en afirmar que se trata del mejor trabajo que realizó hasta el momento para cine.