Por Leandro Vesco / Fuente: Télam – Diario de bordo El Canario Amarillo

El sueño está en intacto y la aventura congrega el interés de más personas. Hace unos días atrás partieron de Bahía Blanca el medanense Samuel Volpín y el bahiense Nicolas Cambiago con un objetivo común: cruzar toda América en un Cessna 140 fabricado en 1946. El “Canario Amarillo”, como bautizaron al avión sigue subiendo por el mapa americano, y ayer estaban en Perú.

El plan consiste en llegar a la Festival de Aviación de Oshkosh, en Winsconsin. Para lograr la meta deben parar cada cinco horas a cargar combustible y usar un plan de vuelo muy creativo y estricto para poder abastecerse no sólo de lo primero sino no perjudicar las rutas comerciales y hallar reparo para poder pasar la noche y seguir viaje. La aventura llevará al menos un mes y deberán atravesar casi veinte países.

Los pilotos que viajan en el “Canario Amarillo” -como se denomina el Cessna 140 biplaza de 1946- luego de haber realizado una escala a 40 kilómetros de Lima, la capital de Perú, continuaron su trayecto hacia la ciudad de Trujillo, en la costa norte del país. “Nos dieron la bienvenida y luego de un brindis, los típicos platos tradicionales del Perú”, señalaron Volpin y Cambiagno sobre el recibimiento tras aterrizar en la escuela de vuelo particular Lib Mandi, en proximidades de Lima.

“Este viaje nos está haciendo conocer gente con unas energías positivas tremendas”, dijeron a través de sus relatos en las redes sociales. “Como siempre Lima perdida entre bruma y nubes bajas. Despegamos y con poca visibilidad volamos a 1500 pies sobre la autopista panamericana, el tránsito se ve muy fluido en ambas direcciones, estamos comunicados con el aeropuerto de Lima el cual nos monitorea en su radar, luego de volar 40 minutos las casas ya no están aglutinadas, allí abajo y poco a poco los campos de los valles nos muestran el verde intenso de sus sembradíos. Lima quedo atrás y el sol brilla más, el paisaje ya no es tan desértico por que se van mezclando desiertos con valles muy verdes que corren desde la montaña profunda hasta el Pacífico, por el centro de estos podemos ver finos ríos que con muy poca agua reflejada por el sol siguen su camino para entregarse al gran mar azul verdoso”, el relato nos recuerdoa a los diarios de los antiguos vaiajeros.

Según el cronograma previsto para llegar al festival en Estados Unidos, tras cruzar Perú continuarán la travesía por Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, México y, finalmente, Estados Unidos. A bordo del “Canario amarillo” llevan una carpa, mochila y muda de ropa, debido a que en algunos lugares deberán pernoctar en los aeropuertos o en algún lugar que los albergue. Como relatan en su diario de abordo, la aventura sigue y el sueño cada vez se alimenta de realidad. “El Aeropuerto de Trujillo está a la vista, nos comunicamos con la Torre. Aterrizamos en una pista de 3000 metros de largo, una etapa más. Estamos muy cerca de dejar Perú, y entrar a Ecuador” Seguiremos informando de esta maravillosa epopeya. El Canario Amartillo argentino sigue alzando vuelo por nuestro continente. 

 Canario Amarillo

Uniendo Las Americas: Agua, Cielo, Nubes y Montaña from Uniendo Las Americas on Vimeo.