El “Choconsaurus baileywillisi”, cuyos primeros fósiles fueron descubiertos hace más de dos décadas fue presentado por paleontólogos y autoridades de la provincia de Neuquén.

El nombre de este nuevo dinosaurio deriva de una combinación de Chocón, en referencia a Villa El Chocón, y saurus, reptil; mientras que la segunda palabra de su nombre es en honor a Bailey Willis, un geólogo norteamericano contratado por el gobierno argentino a principios del siglo XX.

La directora del Museo Ernesto Bachmann de Villa El Chocón, Mara Ripoll, expresó que “este hallazgo es un gran aporte a nivel científico y turístico, ya que el museo creció a partir del Giganotosaurus Carolinii y los nuevos dinosaurios que han ido apareciendo en Villa El Chocón, que aportan muchísimo a la cantidad de fósiles que podemos exponer”.

A partir de mañana van a estar expuestos parte del maxilar, parte de los metatarsos y un tramo de vértebras dorsales y vértebras caudales, un poquito de cada uno”, indicó Ripoll y agregó que “el resto del animal no va a estar expuesto al público, estará en el área de repositorio por resguardo y para que pueda ser estudiado por los paleontólogos que así lo deseen“.

Nuestro trabajo ahora es comenzar a preparar el material para lograr las réplicas, dibujos y ponerlo de pie, para verlo en otra dimensidad“, explicó la directora del museo paleontológico.

El primer hueso del Choconsaurus fue hallado hace 22 años, y la investigación estuvo a cargo de los/as doctores y paleontólogos Edith Simón, Leonardo Salgado y Jorge Calvo. Lo descubrió una vecina por casualidad. Y esas más de dos décadas fue el tiempo que les tomó a los investigadores armar el rompecabezas del Choconsaurus.

Simón indicó a Télam que se trata de “un dinosaurio saurópodo titanosaurio con ciertos detalles que nos hacen pensar que ha sido bastante primitivo comparados con otros dinosaurios del Chocón y del mundo”.

Los científicos estiman que el dinosaurio midió entre 18 y 20 metros de longitud y que habría pesado unas 25 toneladas aproximadamente, ya que no disponen de los huesos largos, como huesos de las patas, que permitan medir con más precisión cuál fue el volumen y el peso.

El hallazgo se realizó en el sitio paleontológico La Antena, 500 metros al norte de la localidad de Villa El Chocón, y en el lugar logró recuperarse parte de la mandíbula -dentario derecho- y del cráneo -premaxilar y maxilar incompletos-; siete dientes, cuatro vértebras cervicales; cuatro fragmentos de costillas del tórax, 19 vértebras caudales y un pequeño hueso de la cola llamado chevron.