El Concejo Deliberante de Río Grande avanzó hacia la digitalización de su cuerpo legislativo al dejar de usar papel para sesionar, equipando a cada edil con una tablet que quedará a resguardo de la Dirección Legistalita.
 
La compra de las doce tablets significó un gasto de $35.988, que sólo se usarán cuando el Concejo Deliberate entre en sesión. Según la tesorería del Municipio equivale a un ahorro de $3.000 en papel, lo que significa que en menos de un año se amortizará el gasto de los equipos electrónicos
 
El Presidente del Concejo Deliberante, Osvaldo Villegas, junto con el Coordinador del mismo cuerpo Fernando Rivero, fueron quien impulsaron la idea de digitalizar el trabajo para decirle adios al papel, en una idea medioambiental en la que todos estuvieron de acuerdo. 
 
Villegas dijo que “nosotros presentamos un informe a la presidencia del Concejo Deliberante en el que propusimos la implementación de tablets para que sean utilizadas, por cada uno de los ediles en cada sesión del Concejo Deliberante. Esta iniciativa surgió hace tiempo porque notamos que cada sesión ordinaria demandaba la preparación de 11 boletines en papel lo que generaba la utilización de unas 550 copias aproximadamente, sin tener en cuenta la documentación que se giraba a cada uno de los bloques”.
 
“Creemos que, con estas medidas simples, podemos comenzar a transitar un camino hacia la modernización y utilización de la tecnología al servicio de la institución y conservación del medioambiente. Seguramente vamos a poder presentar otras medidas para contribuir a la reducción del gasto con la implementación de nuevas tecnologías”, detallaron Villegas y Rivero, que viven en una isla en donde existen acaso los únicos bosques vírgenes del país.