Una junta de obispos y cardenales avaló este martes el segundo milagro atribuido al religioso argentino, en el anteúltimo paso necesario para su canonización, que deberá ahora ser promulgada por un edicto con la firma del Papa Francisco.

En septiembre del año pasado una junta de siete médicos había determinado que “no hay explicación científica” para la recuperación de Camila Brusotti, una niña sanjuanina recuperada de múltiples heridas que derivaron en un infarto masivo en el hemisferio cerebral derecho.  El milagro que se le adjudica tiene que ver con una niña que, en octubre de 2013, había permanecido en estado de coma por 45 días luego de una brutal golpiza y, según los documentos wwwimoniales, reaccionó y se recuperó en momentos en que su abuela invocaba al Cura Brochero para que la sanara.

Para la Santa Sede se trata del segundo milagro certificado de Brochero, tras su intevención en el caso de Nicolás Flores, cuando revirtió un cuadro inicial de posible “vida vegetativa” tras un accidente.

En noviembre, el proceso de canonización del beato argentino fue analizado por una junta de teólogos que certificó la “intercesión” del religioso en los sucesos, es decir, resolvió que los milagros alegados se realizaron efectivamente mediante oraciones a él y no mediante oraciones simultáneas dirigidas a otro santo ya establecido.

El “Cura Brochero” (1840-1914) había sido declarado “venerable” por Juan Pablo II en 2004 y luego beatificado por Benedicto XVI a fines de 2012, pese a que el inicio de su causa había sido autorizado ya en 1967. En enero de 2015 Francisco expresó su “vivo deseo” de una “pronta canonización” de Brochero a los impulsores de su conversión en Santo.

José Gabriel del Rosario Brochero nació el 16 de marzo de 1840 en la localidad cordobesa de Santa Rosa de Río Primero y murió el 26 de enero de 1914 en Villa del Tránsito, antiguo nombre de Villa Cura Brochero. Es muy reconocido en las zonas de las sierras cordobesas por ser el impulsor de la construcción de más de 200 kilómetros de caminos, que luego derivaría en el “Ruta de los Altas Cumbres“, como así también la fundación de pueblos, iglesias, ramales ferroviarios y servicios como el de correo y de telegrafía. Fue un verdadero civilizador y compeñero de los habitantes de la serranía.

Seguramente el papa Francisco va a publicar el decreto de canonización la próxima semana y probablemente en marzo nuestro Cura Brochero sea convertido en Santo“, dijo hace unas horas el obispo de Cruz del Eje y gestor de la santificación, Santiago Olivera, quien se encuentra en el Vaticano gestionando todas las instancias que rodean al trámite.

“Es una gran bendición y una gran alegría para la Argentina recibir esta noticia”, destacó Olivera, al referirse a la decisión del Plenario de Obispos y Cardenales del Vaticano. El milagro que se le adjudica tiene que ver con una niña que, en octubre de 2013, había permanecido en estado de coma por 45 días luego de una brutal golpiza y, según los documentos wwwimoniales, reaccionó y se recuperó en momentos en que su abuela invocaba al Cura Brochero para que la sanara.

“Los argentinos necesitábamos de esta noticia alentadora. Es una noticia que fortalece nuestra fe, que fortalece nuestro espíritu. Con respecto a la ceremonia de canonización, Olivera dijo que se va a realizar en el Vaticano y que “seguramente se va a transmitir en vivo y en directo para todo el país, porque se trata de una gran celebración que esperábamos todos, en particular en nuestro pueblo” de Villa Cura Brochero donde “vamos a realizar una gran fiesta“.