El subastador bajó el martillo sin saber el nombre de la persona que, desde el silencio, levantaba la mano para comprar el auto que usara Juan Manuel Fangio en 1954 para ganar su primero Campeonato de Fórmula 1. No sabía el hombre que estaba anotando un nuevo récord en la historia de las subastas al comprar el vehículo más caro de la historia.

El comprador, de quien no se conoce el nombre, desembolsó 31,6 millones de dólares para hacerse del Flecha de Plata W 196 R, con el cual el “El Quintuple” de Balcarce ganó dos Grandes Premios, Alemania y Suiza en 1954. Sobre esas victorias, el más destacado automovilista argentino iba a ganar el primero de sus cinco campeonatos de Fórmula 1. Además, estos triunfos significaron para la marca la vuelta triunfante a ese deporte.

“El resultado de la subasta es importante porque demuestra la alta valoración que los coleccionistas dan a los vehículos históricos de nuestra marca”, se alegró Michael Bock, responsable de Mercedes-Benz Classic. Y agregó: “Nos gustaría felicitar al comprador. Además, seremos muy felices si le podemos dar apoyo  -si él lo desea- durante las siguientes etapas de su adquisición.”

Sólo 10 autos de su estilo quedan en el mundo de los 14 construidos: seis W 196 pertenecen a la colección de Mercedes-Benz Classic, tres modelos de estos vehículos están en museos en Turín, Viena e Indianapolis. El vehículo que fue subastado en el Festival de Velocidad de Goodwood el pasado 12 de julio, con el número de chasis 006/54, es el único Flecha de Plata original de la postguerra en manos de privadas.

Antes de la subasta, los expertos de Mercedes-Benz Classic realizaron extensos chequeos al vehículo. Basados en comprobaciones detalladas y en una gran compilación de documentación dada por el fabricante, los historiadores de la marca produjeron un informe confirmando la originalidad y autenticidad del vehículo.

Fotos: Marcelo Arias y Archivo