1 ) Fei Zhonghai, analista de riesgo de la trader china Cofco, salió a decir que no entendía cómo en el término de pocos días el Dto. de Agricultura de los Estados Unidos había aumentado tanto la intención de siembra de maíz en ese país, hundiendo las cotizaciones del cereal. “Los datos del USDA sobre maíz son un insulto para nosotros. No sé si los técnicos del USDA carecen de habilidad o tienen una capacidad limitada de monitoreo”, decía un Zhonghai indignado.
Hasta sus declaraciones, no era común escuchar cuestionamientos a la sacrosanta institución norteamericana y menos hacerlos públicos en los medios. Pero un Estados Unidos que bordea el default y una China que es el principal tenedor de sus bonos da lugar a este tipo de situaciones.
2) Resulta que China ha pasado a ser la segunda economía mundial detrás de los EE.UU. pero todo indica que en 2016 será la primera.  Van camino a ser 1.400 millones de habitantes, que están mejorando sus ingresos a un ritmo nunca visto antes. Por ello están cambiando en forma acelerada su dieta incorporando más proteínas animales, que producen ellos mismos en base a maíz y soja.
En 1996, China importaba un poco más de 2 millones de toneladas (M/t) de la olea-ginosa, sobre una producción que rondaba las 13 millones. De maíz producía 128 M/t y tenía un saldo exportable de alrededor de 4 millones de toneladas.
Para esta campaña 2011/12 se espera que el país asiático importe 58 millones de toneladas de poroto de soja, sobre una producción que rondará las 14.
Asimismo producirá 178 M/t de maíz y su comercio exterior en este cereal será deficitario en cerca de 2 millones de toneladas. Se especula con que China será de acá en adelante un creciente importador de maíz.
3) Para China, los recursos escasos más limitantes para su producción agraria son la tierra y el agua. De ahí que han privilegiado aquellos cultivos que maximizan el retorno económico por milímetro de agua consumido, básicamente los frutales y hortalizas, cediendo en cultivos extensivos al abastecimiento externo.
Oportunamente, el país había apostado a la autosuficiencia en materia de producción granaria. Pero la dinámica de su economía lo terminó llevando a recalar en el mercado internacional. Aunque siempre apuntando a comprar con el menor valor agregado posible para llevar la transformación fronteras adentro, hoy China está importando más soja que toda la que se produce en la Argentina.
Pero la suba de los precios de los commodities en 2008 impactó fuerte en el sistema agroalimentario mundial y China incorporó una nueva herramienta en su plan de seguridad alimentaria: hacer agricultura off shore y llevarse el producido. África resultó ser el lugar favorito para plantear estos acuerdos, aunque en algunos países hayan terminado mal, con revueltas populares incluidas.
4) Por lo que se sabe, Beidahuang Group es una de las compañías agroindustriales más impresionantes de China, lógicamente de carácter estatal. La gacetilla de presentación dice que siembra 2,54 millones de hectáreas y que posee 27.000 tractores, 11.000 cosechadoras y 55 aviones para fumigación, entre otros.
Este grupo entró en contacto con el gobierno de Río Negro. El interés es mutuo: la provincia tira cada año al océano Atlántico millones de metros cúbicos de agua dulce de la mejor calidad. Lo hace porque no tiene la plata para hacer la inversión necesaria en obras de riego e infraestructura. Los chinos la tienen y les interesa la producción que pueda salir de allí. En una carta de entendimiento, Beidahuang Group pondría los u$s1.500 millones que hacen falta para poner en producción 300.000 hectáreas hoy prácticamente improductivas, y las obras de infraestructura asociadas al proyecto. A cambio se aseguran comprar la producción de granos que se genere allí.
5) Un poco más al Sur, más precisamente en Tierra del Fuego, la gobernadora (reelecta) Fabiana Ríos rubricó un acuerdo con Tierra del Fuego Energía y Química SA, otra empresa de capitales chinos, que montará la segunda planta de urea del país después de la de Bahía Blanca, con una capacidad en torno de las 800.000 toneladas.
Si bien el proyecto viene de los 90, Ríos lo destrabó al lograr un precio de abastecimiento de gas realmente muy económico para los inversores. Un dato para considerar es que uno de los proveedores del gas será Pan American Energy, que tiene a la empresa china Cnooc como socia en partes iguales con la argentina Bridas.
6) BBCA Group es una sofisticada procesadora de materias primas agrícolas china, para la obtención de productos como lisina, vitaminas, ácido láctico, cítrico, bioetanol, etcétera.
Hace algunas semanas rubricó un acuerdo con la consultora de negocios de Daniel Tardito, ex CEO de Unitec Agro, la empresa del grupo Eurnekian, para explorar nuevos negocios en la Argentina.
La compañía está buscando oportunidades de inversión en el sector agropecuario y agroindustrial. La idea es que si hay una empresa sana y con buen management que necesita capital para expandir su operación, BBCA lo pone tomando participación accionaria. Nuevamente en este caso, el objetivo es asegurarse el abastecimiento a partir de la producción adicional.
7) El ingeniero agrónomo Julio Delucchi trabajó durante años en Monsanto Argentina y es uno de los profesionales que más conocen sobre manejo de malezas en el país. Ahora Julio es gerente de Desarrollo y Registro de la filial local de Sinochem, una compañía china que facturó el último año 50 millones de dólares (es la cuarta petrolera también), y reporta a otro ex Monsanto que ocupa la gerencia general: Augusto Mengelle.
Según el Wall Street Journal, Sinochem estaría en conversaciones con Monsanto -algo negado oficialmente por ambas partes- donde una de las posibilidades con la que se especule es que los chinos entren en el paquete accionario de la multinacional biotecnológica.
8) Final. Evidentemente hay un desplazamiento del centro de gravedad económico y político desde Occidente hacia Oriente. Si revisamos quiénes son los clientes de nuestro portfolio agroalimentario veremos que no son ni la UE, ni los EE.UU., ni Japón, sino los países en desarrollo. El eje de la Tierra está girando y no nos estamos dando cuenta.