El FBI (Oficina Federal de Investigación de los Estados Unidos) comenzó un registro digital nacional de cada uno de los abusos de mascotas, dentro del llamado Sistema Nacional de Reportes Basados en Incidentes, que hasta ahora solo contabilizaba los crímenes contra personas.
 
Si bien en los EE.UU. cada estado tiene su propia legislación con respecto al abuso animal, todavía no existía un registro nacional de abusadores, tanto de especies domésticas como silvestres. El proyecto nació en 2014 y comenzó a implementarse el 1 de enero de este año, por lo que las primeras estadísticas estarán listas para 2017.
 
Para lograrlo, el FBI calificó a la crueldad animal como un crimen con el mismo nivel que los asaltos, incendios premeditados y homicidios, todos considerados graves y que son penados con multas y cárcel, según el estado.
 
Los maltratadores serán registrados y como con los abusadores de menores, deberán avisarles a sus vecinos sobre sus delitos. “Los datos rigurosos sobre la magnitud y frecuencia de crímenes contra animales cumplirán un rol vital en mejorar las leyes federales, estatales y locales para el mejoramiento de la calidad de vida de los animales“, dijo John Thompson, director ejecutivo adjunto de la Asociación Nacional de Alguaciles.
 
El FBI define estos crímenes contra los animales como «tomar intencionalmente, a sabiendas o imprudentemente una acción que maltrata o mata a un animal sin causa justificada, como la tortura, atormentar, la mutilación, el envenenamiento o el abandono».
 
Antes de esta actualización, los datos no quedaban registrados o, directamente, se incluían en la categoría ‘otros’, lo que impedía tener estadísticas creíbles y, por lo tanto, realizar diagnósticos, regionales o nacionales, como planes para combatir el delito. Además, ahora los oficiales estarán obligados a reportar cada episodio de maltrato animal.

Esta nuevas medidas entraron en vigor el pasado 11 de enero gracias a un movimiento iniciado por la defensora por el bienestar los animales, Mary Lou Randour. “Hay mucha gente que abandona o maltrata a sus mascotas, con este medida deberán pensarlo dos veces. Hay que entender que los animales son criaturas que sufren y que son además muy dependiente de nosotros en muchos casos“, remarcó la defensora de animales.