Por Hernán Álvarez

Alcorta, Santa Fe, 25 de junio de 2012. Son las 9 de la mañana y el termómetro marca unos pocos grados sobre cero. La helada matinal deja un manto blanco sobre los autos y los campos. Sobre la Ruta 90, a unas quince cuadras del centro de la localidad, estacionaron los ómnibus.
El fogón se armó para atemperar el frío que se siente en el descampado. Es un terreno de tres hectáreas de la Federación Agraria Argentina (FAA). Hasta aquí vinieron federados de todo el país para conmemorar el Grito de Alcorta. Un movimiento que marcó una época en la historia rural de la Pampa Húmeda y de toda la Argentina. Aquella gesta se materializó el 25 de junio de 1912.
La FAA montó una carpa con calefacción para que se refugien los invitados en la mañana gélida. El acordeón de un socio de la asociación venido desde Apóstoles, Misiones, suena en la zona cubierta.
Se cumplen 100 años de aquel levantamiento contra el abuso de los dueños de la tierra frente a los que la trabajaban.
Uno de los primeros dirigentes que se deja ver por el predio es Omar Príncipe, secretario gremial de la FAA. Sobre el Grito de Alcorta, Príncipe le comenta a El Federal: “Es un momento muy importante para todos los federados, para todos los chacareros. Muchísimos dirigentes han pasado por la institución y han demostrado que es posible cambiar la realidad productiva, la realidad chacarera. Lo más importante del Grito, de aquella huelga de 1912, no fue solamente el paro o esos meses de movilización de los chacareros. Fue haber institucionalizado la prowwwa, haber creado la Federación Agraria Argentina y, a partir de la fundación del gremio, dar la posibilidad de que sugiera un sector agropecuario que antes no existía”.

Repaso histórico. También aparece, cerca de las 10, Eduardo Buzzi, presidente de la entidad agropecuaria nacional. El número uno de la FAA hace un repaso de estas diez décadas. “La conquista en estos 100 años tiene que ver con la generación de más de 90.000 pequeños y medianos propietarios de tierra. Las décadas de los 20 y de los 30 son décadas de luchas, de avances, de mejoras en los contratos. Los primeros derechos los votó el gobierno de Yrigoyen, los otros derechos los otorga el gobierno de Perón. Hay una camada enorme de productores que puede comprar un pedazo de tierra. Hubo 46.000 nuevos propietarios de 1946 a 1955. La huelga (de 1912) deriva en ley de arrendamiento y acceso a la tierra que impulsan tanto Perón como Frondizi y Arturo Illia después. En 1976, hay un gran quiebre con el golpe. Y en 1991, con el atorrante de Menem y con Cavallo, se produce un desastre. Montones de chacareros que se caen como moscas. El período 2003-2012 no es una etapa de avances en materia de legislación agraria, de acceso a la tierra, de colonización. Este Gobierno dice ser progresista, pero termina siendo concentrador y pone a los pooles de siembra como sujetos principales porque lo que le interesa es que haya producto”.
El monumento a construir por el centenario al Grito de Alcorta (ya existe una estatua alusiva al día histórico en uno de los accesos de la localidad) será emplazado en este mismo campito. Una obra que demandará unos 4 millones de pesos. “El proyecto se demoró más de la cuenta, es cierto, pero  arranca en estos días. Se hace la licitación pública ahora. Esperemos que en cinco, seis meses estemos inaugurando el monumento”, asegura Buzzi.

Dudas monumentales. Por su parte, Pablo Orsolini, diputado nacional de la Unión Cívica Radical por Chaco y dirigente federado, expresa su opinión sobre la obra de grandes dimensiones. “El monumento se va a hacer. Hay que dejar bien en claro que los 2 millones de pesos que puso el Gobierno nacional nunca pasaron por la Federación Agraria Argentina, que eso es otra cuestión con la que quieren embarrar a la Federación. El día que estuvieron acá en Alcorta, (Amado) Boudou, Agustín Rossi y el entonces ministro de Agricultura, Julián Domínguez, le entregaron el cheque de 2 millones de pesos a la comuna de Alcorta. Y la comuna es la que se va a encargar de hacer todos los trabajos. En este terreno de tres hectáreas. La Federación se lo va a ceder a la comuna de Alcorta para que haga el monumento. Leí que un matutino decía ‘Los dos millones que se quedó la Federación Agraria’. En absoluto. Esa plata ni siquiera ingresó en la Federación Agraria. Eso me consta y hay que dejarlo bien claro. Ese dinero y lo que venga, porque el monumento va a salir mucho más que 2 millones, va a ser manejado por la comuna. Una vez que la comuna termine el monumento le va a ceder un comodato de por vida a la Federación para que pueda usar este lugar para todos los federados”.
Al llegar al mediodía, el artista Pampa Cruz se sube al escenario improvisado para la ocasión, la base de un camión. El hombre de Colón, Buenos Aires, hace reír con sus rimas y su capacidad de improvisación.

La oratoria. Por la tarde, comienzan los discursos en el campito. Primero Ricardo Alfonsín, invitado por la FAA en la ocasión. También hablan Miguel Lifschitz, senador provincial por el socialismo en Santa Fe, y Vilma Ripoll, dirigente del Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST).
Sorprende el fervor y la convicción de Evangelina Codoni, secretaria de Juventud de la Federación, que realiza un discurso sentido. La chica grita sus ideas con una firmeza y una emoción pocas veces vista.
Ya no hay tiempo para que hable Buzzi, junto a la carpa. El presidente está invitado como orador al acto oficial, en un palco junto a un gran escenario montado muy cerca de la pequeña estación de trenes local. Cientos de personas se acercan al acontecimiento del año en el pueblo. En las pantallas montadas para la ocasión, se ve una y mil veces un film de unos dos minutos de duración que explica muy brevemente aquella rebelión.
Arriba un tren con pocos vagones. La locomotora, uno de los símbolos de aquel 1912, cuando los trenes eran un medio de transporte eficaz, aparece en el medio de la multitud. El estruendo de su silbato impacta entre la gente, ansiosa por verla.
Con la llegada de Bonfatti están todos los invitados. El centro de la escena lo ocupa precisamente el gobernador de Santa Fe, junto al vicegobernador, Jorge Henn, el ex gobernador Jorge Obeid, el presidente de la comuna de Alcorta, Vicente Martelli, y Buzzi.
Tras el Himno llegan los discursos. Es el principio del fin de las celebraciones de una fecha tan especial y tan cara a la historia del campo argentino.