La Estación Experimental Agropecuaria Mendoza del INTA presentó su propuesta “Turistear la Ciencia”, destinada a turistas locales y extranjeros que quieran conocer de una manera más profunda el mundo del vino y las bodegas.

“El proyecto de turismo científico del INTA complementa lo ofrecido por visitas guiadas de numerosas bodegas de la zona, ya que aporta aspectos únicos que no pueden apreciarse en emprendimientos comerciales”, explicó Hernán Vila, director de la Estación Experimental, que tiene una importancia relevante en el desarrollo de la industria del vino en la región.

Muchos de nuestros investigadores y extensionistas son recordados por sus valiosos aportes que constituyen pilares y consulta obligatoria en la materia“, destacó.

El circuito “Turistear la Ciencia” propone un recorrido a través de estaciones, con punto de largada en la Sede del INTA en Luján de Cuyo, se podrán conocer aspectos de la multiplicación de clones de vid certificados, variedades de la vid, cultivares de vid no tradicionales, huerta agroecológica, clones de Torrontés Riojano, lisímetro de pesada en viñedo, floricultura en Mendoza, orientación de hileras de vid y bodega experimental.

El circuito, con el recorrido de todas sus estaciones, tiene una duración de una hora y media y culmina con una degustación de vinos elaborados en la bodega del INTA.

“Turistear la Ciencia es convertir en el dialecto común de la gente las tareas que realizan los científicos del INTA, accesible a todo el mundo”, completó Claudia Ruth Ade, coordinadora del programa.

“Ahora, esta gran idea finalmente vio la luz y desde el Emetur (Ente de Turismo de Mendoza) apoyamos la iniciativa e invitamos a mendocinos a turistas a disfrutar de este recorrido que es magnífico”, concluyó la directora del organismo, Cristina Mengarelli.