Fuente: InfogeI

Técnicos de la Estación Experimental Cuenca del Salado del INTA están evaluando el reciclaje de neumáticos de automóviles para su reutilización en espacios ganaderos de la región. El proyecto, impulsado en el marco de un convenio con la Unidad de reciclado de basura del municipio de Rauch, pretende reutilizar las cubiertas que llegan a ese depósito para, con un tratamiento de cortes mediante, emplearlas para el armado de un “piso de goma”.

El proyecto contempla el uso de los neumáticos en trozos, entrelazados en forma de alfombra, a la salida del cepo, en los cargadores de hacienda o sobre los bebederos y comederos; para que los animales no resbalen y evitando de ese modo golpes, según indicaron a la prensa local los técnicos del INTA.

Se trata de la incorporación de infraestructuras adecuadas a las necesidades que plantean las nuevas formas de manejo ganadero, pensando en el cuidado del medio ambiente y en el fomento de alternativas con potencial para el desarrollo productivo.

En este sentido, se destaca que se disminuirían los riesgos de enfermedades podales ya que los pisos evitarían la formación de barro y brindaría beneficios en cuanto al bienestar de los animales, puesto que los resguarda de caídas y golpes.

La confección de los pisos de cubierta a partir del reciclaje de los neumáticos además permite la oportunidad de reducir el impacto al medio ambiente y los costos operativos del manejo de las gomas en desuso.

“La idea surgió después de un viaje de intercambio a los estados de Colorado, Nebraska y Wyoming en Estados Unidos. Sin embargo para que el proyecto prosperara se debían dar algunas condiciones que en la región de la Experimental se cumplen”, contaron desde la EEA Cuenca del Salado INTA Rauch.

La Unidad de reciclado de basura del municipio de Rauch “es un espacio al que se llevan las cubiertas que han cumplido su vida útil. Las mismas posteriormente deben ser enviadas para su disposición final al CEAMCE, hecho que implica costos de fletes”, explican los referentes del INTA.

No obstante, con el proyecto de reutilización de las gomas se generaría una oportunidad de desarrollo productivo que podrían administrar las cooperadoras de instituciones de bien público o emprendedores locales interesados, generando así nuevas fuentes de trabajo.

Por el momento los técnicos de la Estación Experimental INTA Cuenca del Salado han avanzado en la viabilidad del proyecto y son optimistas en cuanto a que consideran que “podría ser desarrollado a nivel industrial”