Especialistas argentinos trabajan en la creación de una nueva generación de sensores de fauna. Se trata de Registradores Electrónicos de Movimiento y Comportamiento de Alta Resolución, miniaturizados y de ultra bajo consumo para el estudio de ambientes marinos y sus especies biológicas.

Para este desarrollo trabajan en conjunto el Instituto de Tecnología Industrial (INTI) a través del Centro de Micro y Nano Electrónica del Bicentenario (MNCB), y el Instituto de Biología de Organismos Marinos (IBIOMAR) del CCT CONICET-Cenpat.

Esta iniciativa permitirá crear los prototipos necesarios que serán puestos a prueba en especies claves del mar argentino, tales como el Pingüino de Magallanes y otras aves marinas.

Estos micro-dispositivos que van colocados en los animales llevan en su interior una serie de sensores que pueden registrar tanto la ubicación como los movimientos de los animales en tres dimensiones. También son capaces de registrar en forma simultánea las características del ambiente marino en el cual se mueven.

Una iniciativa que apuesta a la innovación tecnológica argentina, para promover el conocimiento soberano de nuestros ecosistemas marinos.