Por Matilde Moyano

El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) participó de la edición 2017 de Sustainable Brands, la conferencia internacional sobre sustentabilidad y marcas más importantes a nivel global celebrada el 21 de septiembre en La Rural.

En diálogo con El Federal, Juan Pedro Córica, Gerente de Comercialización, nos contó que: El INTI tiene trabajo en todos los ciclos que tienen que ver con la sustentabilidad para las industrias argentinas, desde el diseño, pensando en la economía circular, cómo creas algo que tenga bajo impacto ambiental, que cierre el círculo, hasta cómo ayudas a una empresa para que tenga una mejor eficiencia energética, una mejor disposición de sus residuos, cómo hacés un estudio de una huella hídrica, una huella de carbono, cómo ayudás a que la industria sea más sustentable.

Esto es parte de nuestro trabajo, tenemos varias líneas de trabajo en eso adentro del instituto, y lo que nosotros queremos es que las empresas argentinas estén preparadas para la economía que viene, que es la economía de la sustentabilidad. En algún momento eso se va a convertir en una barrera, alguien no te va a contratar o no te va a comprar tu producto porque no es lo suficientemente sustentable. Entonces queremos que la industria argentina llegue antes de que llegue ese momento y esté preparada para poder afrontarlo.

O sea que no se trata solo de tener conciencia ambiental, si no también que las empresas argentinas puedan tener más competitividad.

Son las dos cosas. Ya no está disociado el propósito con lo que es una empresa. Lo mismo pasa con la sustentabilidad.
El cambio climático no es una mentira, es una realidad y las empresas tienen que trabajar de esa manera, si no, no va a ser sostenible en la vida. Nosotros creemos en eso y queremos que el INTI aporte herramientas para que todas las empresas se adapten para eso.

¿Actualmente el INTI a cuántas empresas aporta herramientas, de cuántas empresas de todo el país se puede hablar?

Nosotros por año atendemos más de diez mil empresas, 70% de esas empresas son pymes. Los casos en los que nosotros aportamos en lo que es sustentabilidad, tenemos bioconstrucciones, estamos trabajando con eficiencia energética, tenemos un área específica que trabaja en todo lo que es máquinas, envolventes. Estamos trabajando en el etiquetado de casas, para que vos sepas qué grado de eficacia tiene tu casa (igual que los electrodomésticos), y que eso pese en el valor de la casa, con stándares europeos, japoneses o estadounidenses, estamos viendo cuál es el standard que tiene que adoptar Argentina.

También estamos trabajando con ambiente, para todo lo que es el residuo, al cual una vez que le sacás el subproducto, que después eso se convierta en energía. Entonces también estamos trabajando con energías renovables, para que vos puedas utilizar un subproducto al cual ya no se le puede sacar otro valor, y que se pueda convertir en energía.

Estamos atendiendo a un montón de empresas y queremos atender a más y que se puedan apoyar en nosotros para trabajar mejor. Este es nuestro propósito.

¿Y también con empresas futuras que pueden surgir a partir de esta conciencia?

También, desde el inicio. Desde que vos estás diseñando tu producto, tu servicio, cómo lo pensás para que trabajen con el esquema de economía circular. Tenemos un grupo que se llama Diseño Industrial, que trabaja con esas temáticas, maneja esas metodologías y está disponible para que las empresas lo pueda utilizar.

¿Qué empresa podés mencionar como un ejemplo? 

Con la empresa Tonka, que hace las válvulas que se utilizan en la mayoría de los calefones o termotanques que utilizan nuestros ciudadanos. Se hizo un trabajo de medir cuál era el impacto de la llama y se detectó cuál era la huella de carbono que tenía esa llama, se detectó que el 50% del consumo para calentar agua era la llama. Entonces la empresa desarrolló una nueva válvula, que es electrónica, que no tiene llama, entonces cuando vos no estás calentando el agua, está apagado y no está consumiendo gas, y cuando tenés que calentar, enciende la llama en forma electrónica, calienta el gas, entonces lográs un 50% de reducción el consumo.

Ese tipo de trabajo son los que nosotros podemos hacer, ese es un ejemplo concreto y hoy ya se están vendiendo artefactos diseñados y fabricados en Argentina con esa mejora.