Un plan propuesto por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) para reciclar residuos, que ya implementa el Mercado Central, logrará reducir en dos años en un 49% la cantidad de basura que actualmente ese centro de almacenamiento envía a la CEAMSE.

El Mercado Central genera más de 30.000 toneladas de residuos al año (71,4% corresponde a restos alimenticios; 7% a tierra; 4,9% a madera; 3,7% a cartón, y 3,3% a plásticos recicables). La clave para iniciar el proceso de reducción de ese volumen es “la separación en origen y un modelo de gestión integral que permita su valorización como recurso para industrias o como una fuente de energía renovables”, indicaron desde el INTI.

La propuesta establece cuatro etapas de trabajo y “con la concreción de las metas para cada una —incluyendo como tratamientos el acondicionamiento y reciclado de residuos secos, la valorización de residuos orgánicos y un fin específico para la tierra—, se espera reducir en dos años un 49% de los residuos que actualmente se destinan a CEAMSE“, agregaron las expertas.

Si el proceso incluyera un tratamiento de valorización energética “este porcentaje ascendería al 98%”, agregaron. La coordinadora de Control de Calidad del proyecto del Mercado Central Gabriela Sánchez remarcó que “los resultados nos permitirán ordenar y potenciar el sistema de donaciones de alimentos frutihortícolas de calidad, así como utilizar la fracción orgánica de los residuos para generar energía y otros productos (como compost)“.

Además, están desarrollando manuales de procedimiento para distintas áreas y una segunda caracterización de los residuos.