El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, encabezó la firma del convenio para la formación profesional en competencias básicas para trabajadores del sector petrolero, en una acuerdo que tiene como principal finalidad contribuir al proceso de exploración “de raíz” (no en profundidad) en la cuenca de Vaca Muerta, un proyecto con el potencial de emplear a 5.000 trabajadores.

El Ministerio rubricó el acuerdo con el Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, la Fundación Científica del Polo Sur, el Instituto Patagónico de Formación y Empleo y la compañía Schlumberger Argentina SA.

En la actualidad este sector tiene un total de 55.000 trabajadores, de los cuales 45.500 se desempeñan en puestos de trabajo vinculados a las actividades de extracción de petróleo crudo y gas natural, y 9.500 en procesos industriales del petróleo.

“El proceso de capacitación que viene llevando adelante el Ministerio de Trabajo es un elemento sustantivo”, dijo Tomada. Y subrayó la importancia de “mejorar la competitividad por la vía alta, por medio de los convenios colectivos, sindicatos responsables y el compromiso con la formación de los trabajadores”.

Por su parte, el secretario General del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra, agradeció al Ministerio de Trabajo por su labor y dijo: “Los trabajadores tenemos nuestro compromiso. Y estamos también comprometidos con la paz social para generar la confianza para que las empresas extranjeras inviertan en nuestro país”.

En ese sentido, el subsecretario de Políticas de Empleo y Formación Profesional, Matías Barroetaveña, indicó que “este convenio marca la continuidad de una política de formación profesional que logró capacitar a más de 2 millones de trabajadores”.

También participaron de la firma la directora Nacional de Orientación y Formación Profesional, Susana Barasatián; la directora de Fortalecimiento Institucional, Mónica Sladogna; el gerente de Relaciones Laborales de la empresa Schlumberger Argentina SA, Gustavo Barba; y la directora del Instituto Patagónico de Formación y Empleo, María Maldonado.