Se trata de una iniciativa de la concejala Norma López, en repudio al golpe de Estado en Bolivia y en solidaridad con el pueblo boliviano, que se encuentra sufriendo la represión de las fuerzas policiales y militares desde la salida forzada de Evo Morales de la presidencia.

La bandera Whipala, que simboliza la lucha de los pueblos originarios andinos, estará allí durante una semana. Fue izada este martes por Ester Torrico, cónsul de Bolivia en Rosario, en compañía de la edila que tuvo la iniciativa.

En este caso en particular la bandera corresponde a la etnia aimara.