Luego de la toma pacífica que miembros de la comunidad mapuche del Puel Mapu hicieran en la Catedral de Bariloche, pidiendo por la libertad provisoria del machi (líder espiritual) Celestino Córdova, que está preso en Chile acusado de asesinar a un matrimonio rural, el Obispado de la ciudad rionegrina anunció que hará las gestiones ante el vecino país para que el machi pueda salir para visitar el rewe (lugar sagrado) y así poder asistir a una ceremonia religiosa.

“A pesar de no compartir la toma, alrededor de diez referentes mapuches del Puel Mapu (territorio del lado argentino de la cordillera), todas mujeres y con varios chicos, ingresaron a la catedral poco después de las 18 (del martes 24 de abril), donde colocaron banderas y pancartas con el reclamo”, relata el comunicado de la Iglesia, “las manifestantes explicaron a los fieles católicos los motivos de su reclamo y pidieron la presencia del obispo de Bariloche, Juan José Chaparro, quien se presentó en el lugar alrededor de las 19 y accedió a conversar con las mujeres”, explican desde la Curia.

Las mujeres pidieron que el Obispo interceda ante las autoridades chilenas para que Celestino Cordova pueda salir por 48 horas a visitar el rewe para asistir a una ceremonia de sanación. El machi cumple una huelga de hambre liquida desde hace más de 100 días. Su estado de salud es muy precario. El obispado se comprometió a interceder ante el cónsul chileno en Bariloche para que el pedido de la comunidad mapuche argentina llegue a la Justicia del vecino país.

Antes de decidir tomar la Catedral, el grupo de mujeres mapuches fue al consulado chileno para hablar con el Cónsul, pero no fueron atendidas.