Fuente: INTA

Considerada por los especialistas como la actividad agropecuaria que más creció en los últimos quince años en Cuyo, la olivicultura alcanzó este año su récord productivo.

Así, gracias a las buenas condiciones climáticas y sanidad, la cosecha rondó las 100 mil toneladas de aceitunas, un cultivo característico de la región. Con innovaciones tecnológicas, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) acompaña al sector y lo mostrará en INTA Expone Cuyo –del 4 al 6 de septiembre en Pocito, San Juan–.

De acuerdo con Luis Bueno –técnico del INTA San Juan– “la producción de la provincia trepó aproximadamente a las 100 mil toneladas y alcanzó su récord”. “Esto se debe –detalló– a dos factores: no hubo eventos climáticos que afectaran la floración y el cuaje de los frutos, tales como heladas o el viento Zonda, lo que se sumó a las buenas condiciones fisiológicas de las plantas que le permitieron producir muchos kilos. Además, hubo una buena sanidad en las fincas”. Asimismo, Bueno explicó que por los volúmenes de aceituna, muchos productores decidieron adelantar el inicio de cosecha de tal manera de poder cosechar la totalidad de su fruta, con lo cual se espera muy buena calidad de aceite, al principio de campaña. En este sentido, el especialista destacó el trabajo realizado desde el INTA a fin de acompañar la expansión de la olivicultura y mejorar su producción sustentable: “Asesoramos a los productores en la implementación de tecnologías como los nuevos sistemas de conducción, cultivares, manejo de riego y cosecha”.

Bajo el lema de “Territorio, trabajo y valor agregado en origen”, la nueva edición de INTA Expone Cuyo, la muestra no comercial más grande de Latinoamérica estará organizada en tres ambientes: Valles Andinos, Llanuras Áridas, Oasis y dos áreas: las Alianzas Estratégicas y el Salón de la Innovación. Con el eje central en el agua, los visitantes podrán apreciar las diversas actividades que desarrolla el INTA mediante sus dos Centros Regionales Mendoza – San Juan y La Pampa-San Luis y el potencial de la región, como así también las tecnologías y procesos adecuados a cada territorio, complementadas con atractivos de la cultura local.