El organismo oficial británico alertó en un comunicado que la tendencia al calentamiento continuará durante el siglo XXI y predijo que se romperán más récords.

Según indican las estadísticas, la última década fue la segunda más calurosa en los últimos 100 años en el Reino Unido con ocho registros de altas temperaturas. La temperatura más alta se registró el 25 de julio de 2019 en la ciudad de Cambridge, donde el termómetro alcanzó los 38.7 grados centígrados, mientras que el 26 de febrero (invierno boreal) en Kew Gardens, municipio de Richmond en Londres, el termómetro se situó en 21.2 grados.

Mark McCarthy, jefe del Centro Nacional de Información Climática, dijo que “es notable cuántos de estos registros extremos se han establecido en la última década y cuántos más de ellos están reflejando los extremos de alta temperatura en lugar de los de baja temperatura como una consecuencia de nuestro clima de calentamiento”. Se estima que esta tendencia al calentamiento continuará y que continuará este tipo de récords en el futuro.

Además, según la Met, 2019 fue el año más húmedo registrado y, a nivel local, algunos condados del centro y el este de Inglaterra, como Nottinghamshire y Lincolnshire, y zonas del sur de Yorkshire registraron fuertes precipitaciones durante el verano y el otoño.

Con respecto al último diciembre, el informe mostró que fue 1,3 grados más cálido que el promedio para ese mes, con una temperatura media para el Reino Unido de 5,1 grados centígrados.