Podemos hablar del Parque Nacional Iguazú como una zona libre de dengue, por la raíz urbana que tiene este problema: es un tema que se presenta en barrios periféricos de la ciudad”, comunicó en un parte de prensa una vocera de la firma Iguazú Argentina, a cargo del sector turístico de las Cataratas.

La ciudad de referencia, Puerto Iguazú, está a unos 25 kilómetros del acceso a las Cataratas del Iguazú, donde según la fuente, “con la precaución del uso de repelente, se puede disfrutar tranquilo de todos los atractivos de la región“.

Durante los primeros diez días del año, se superpusieron en la zona los temas del dengue y las inundaciones en la zona del Litoral, por lo que recibieron muchas consultas previas al viaje de parte de turistas.

“En esos primeros diez días del mes, el promedio diario de visitas fue de 5.245 visitantes, con un total de 52.452 turistas en diez días”, expresó la vocera, que agregó que en los siguientes 10 días, “con la Inundaciones diluyéndose y con el dengue en primera plana de los diarios, el promedio diario de visitas aumentó a 5429, y hubo 54.288 visitantes

Este movimiento llevó a que el resultado de este mes fuera opuesto al de enero de 2015, cuando la primera quincena fue la de más ingresos de turistas.

La vocera de la empresa concensionaria puntualizó que “hay consultas, pero no hay temor. Y si inicialmente lo hay, cuando reciben de nuestra parte las explicaciones sobre el tema, los mismos se disipan y la gente viene a Cataratas“.