El Parque Nacional Iguazú cuenta ahora con una nueva locomotora eléctrica destinada al traslado de visitantes en el área de servicios, convirtiéndose en la segunda del área protegida y del país, de tipo ecológica dedicada al transporte de turistas.

La reciente incorporación se suma a la locomotora también ecológica que funciona en el área protegida desde el año pasado, destinada al traslado de los visitantes que llegan para conocer las Cataratas del Iguazú. Ambas presentan la particularidad de tener un funcionamiento propulsado por medio de baterías recargables, con la misma tecnología que un automóvil eléctrico.

La nueva locomotora fue adquirida en concordancia con los lineamientos del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable y de la Administración de Parque Nacionales referidos al uso de energías más limpias en las áreas naturales protegidas. Tras la experiencia con la primera locomotora eléctrica, el área protegida contará ahora con las únicas dos locomotoras ecológicas del país destinadas al transporte turístico.

Sus características técnicas, incluyendo una mínima contaminación sonora, les otorgan grandes ventajas a su utilización en un área protegida. A su vez, su sistema de transmisión es el mismo motor eléctrico, lo que evita el uso de lubricantes que son potenciales contaminantes del medio.

La locomotora lleva acumuladas 340 horas de prueba desde mediados de junio, incluyendo ensayos intensivos -movilizando cinco coches de pasajeros- y ofreciendo en todos los casos resultados altamente satisfactorios.