Considerado el más bello de Argentina, en la segunda semana de Julio en Polonia se declarará al Parque Nacional Los Alerces, como Patrimonio de la Humanidad. Creado en 1937 y con 260.000 hectáreas, el objetivo de su creación fue proteger los bosques de alerces, uno de los árboles más longevos de nuestro planeta. La declaratoria de la UNESCO, según el embajador argentino ante este organismo, Rodolfo Terragno “tuvo un empuje muy fuerte, es una noticia muy importante”

La región de Los Alerces es privilegiada, su ecosistema es único en el mundo, con 4000 milímetros de lluvia anuales la convierten en el lugar ideal para que se desarrolle el bosque andino patagónico, o conocido como bosque valdiviano. Aquí tiene su lugar en el mundo el alerce o lahuán, una monumental conífera que a principios del siglo XX estuvo al borde de la desaparición a causa de su explotación, de allí la creación del Parque. Aquí nuestro país tiene uno de los bosques más densos y antiguos del planeta. Árbol considerado sagrado por los pueblos originarios, hay ejemplares en pie que tienen 4000 años y llegan a medir 75 metros.

La declaratoria como Patrimonio Natural de la Humanidad “marca a las claras la consideración hacia Chubut como provincia que trabaja seriamente en lo que respecta a la protección de las áreas naturales y el cuidado del medio ambiente”, declaró al Diario La Jornada, el gobernador de la provincia, Mario Das Neves, quien destacó que la región andina que comprende el Parque Nacional tiene dos atractivos que la vuelven muy reconocida a nivel internacional, como lo son el Centro de Actividades de Montaña “La Hoya” y el Viejo Expreso Patagónico “La Trochita”

“Tenemos la mejor nieve de país”, enfatizó el mandatario que recientemente ha cobrado relevancia por su oposición a la presencia de la energía nuclear y la megaminería a su provincia. El gobierno nacional pretende instalar en Chubut una central nuclear y una planta de procesamiento de uranio.