El huemul (Hippocamelus bisulcus) es un animal exclusivo del sur de Argentina y Chile. En nuestro país vive, de manera fragmentada y aislada, en la región de los bosques patagónicos, desde Neuquén hasta Santa Cruz. Considerada en peligro de extinción, esta especie se encuentra protegida desde 1996 por la Ley 24.702 que lo declara Monumento Natural Nacional, registrándose su presencia actualmente en los Parques Nacionales Nahuel Huapi (Neuquén y Río Negro), Lago Puelo y Los Alerces (Chubut), Perito Moreno y Los Glaciares (Santa Cruz).

Durante una recorrida realizada en el marco del Programa de Conservación del Huemul de la Administración de Parques Nacionales, un equipo técnico destacado para la Zona Norte del Parque Nacional Los Glaciares obtuvo un nuevo registro de un ejemplar hembra y su cría en el cuadrante Noroeste del área, cerca del Río de las Vueltas.

El equipo de monitoreo coordinado por el biólogo Hernán Pastore, referente del programa, y la guardaparque Natalia Velázquez, confirmó que se trata de la tercera madre con su cría que se observa en el sector durante esta temporada.

Esto, sumado a la cada vez mayor frecuencia de avistajes de la especie en la zona norte del Parque, representaría un indicador de la buena salud de la población del área, que puede asociarse a las distintas acciones de manejo llevadas adelante para su conservación.

Desde que se efectivizó el retiro total del ganado de esta zona en 2007, lo que fue complementado con estrategias específicas como la instalación de un sistema de pasos para fauna especialmente diseñados para huemules en los alambrados perimetrales, la observación de ejemplares en este sector se incrementó sensiblemente.

Además, la instalación de cámaras trampa en este cuadrante permitió obtener nueva información tanto acerca de esta especie como de otras con las que interactúa y las sucesivas campañas de concientización sobre la prohibición del ingreso de mascotas a las sendas y zonas sensibles, junto a un ordenamiento integral de las áreas de uso público, resultaron de suma importancia para que los huemules aumenten su distribución hacia diversos sectores del área protegida.