El pato de Torrente (Merganetta armada), pertenece a la familia de los Anatidae. Su mayor característica es que nada y se zambulle contra los rápidos, gracias a las patas fuertes que le permiten ser un muy buen buceador. Su vuelo es rápido y bajo, y se desplaza siguiendo los cursos de los ríos. Se lo suele ver sobre piedras emergentes, entre los rápidos, donde descansa y seca su plumaje. Es muy vistoso e inconfundible, se lo encuentra solo o en pareja, es territorial y desconfiado. Su ambiente son los ríos y riachuelos torrentosos cordilleranos, de ambientes boscosos. Su alimento es principalmente larvas y pequeños insectos acuáticos así como de algas. Es un pato pequeño de cuerpo delgado, cola larga y rígida, su perfil es similar al de un cormorán. El despliegue nupcial del macho es muy llamativo. Anida en huecos de las rocas, la hembra es la encargada de incubar, hasta 5 huevos de color crema que pone, durante unos 43 días. Los pichones se arrojan del nido al agua al poco tiempo de nacer. Habita la eco-región andina, donde es común, por ejemplo, en la Reserva Provincial Manzano Histórico y el río Blanco.