Por Matilde Moyano

“Sero Electric” es un proyecto que comenzó en 2011, inspirado en prototipos de autos eléctricos italianos, ya que en Europa existe desde hace mucho tiempo la legislación que permite circular con este tipo de unidades. En Argentina, recién a fines de agosto se habilitará la circulación urbana, aunque no por autopista ni por ruta, ya que la velocidad máxima es de 45 kilómetros por hora.

Ahora, este vehículo eléctrico ya cuenta con la Licencia de Configuración de Modelo que le permitirá circular por calles y avenidas desde fines de este mes. Hay que mencionar que, de todas maneras, estos vehículos no cuentan con las mismas prestaciones que un auto tradicional. Sus características técnicas son:

Con una autonomía de 65 kilómetros, la estructura de este vehículo está desarrollada por aleaciones de aluminio de alta resistencia, y los puentes trasero y delantero son de acero tubular, para resistir impactos. Posee cuatro baterías AGM de 12V c/u que tardan en cargarse 5 horas. Las suspensiones en sus cuatro ruedas son independientes, los frenos delanteros son a disco y los traseros de tambor con freno de mano.

Entre las características que hacen a Sero Electric ecológico podemos mencionar la iluminación, que está compuesta en su totalidad por luces LED para optimizar el consumo de energía. Además, destacan que este vehículo no necesita mantenimiento y que es muy simple la recarga, ya que está preparado para poder hacerlo en cualquier toma corriente (220 watts).

El auto mide 2,35 metros y pesa 340 kilogramos. Tiene caja automática con marcha adelante, marcha atrás y punto muerto, para un fácil manejo. Los precios varían en función de la versión y el modelo entre los 10 y 12 mil dólares.

Por ahora se comercializó para circular dentro de fábricas, aeropuertos, barrios privados y para tareas de vigilancia en zonas peatonales, en municipios como Morón y Godoy Cruz (Mendoza).

Fotos: Matilde Moyano