La constructora norteamericana AES tiene a su cargo este megaproyecto que inició con movimientos de suelo hace dos meses y las bases de 24 aerogeneradores que producirán 80 MW (megavatios) en una primera etapa, equivalente al 40% del consumo eléctrico de todo el territorio provincial.

El parque se localizará en Bajada Colorada, cinco kilómetros al norte de la ruta nacional 237, entre las localidades de Picún Leufú y Piedra del Águila.

En 2018 el proyecto fue incluido dentro de los adjudicatarios del Mercado Abierto a Término (MATer) de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), y obtuvo el beneficio de prioridad de despacho. Desde el gobierno de Neuquén señalaron que la inversión prevista es de US$ 110 millones con un plazo de ejecución de 369 días, por lo que se estima que podrá estar generando energía eléctrica en febrero de 2020.

“Vientos Neuquinos” fue diseñado y desarrollado íntegramente por técnicos de la provincia y forma parte de una cartera de proyectos de la Agencia de Inversiones Neuquén (ADI–NQN) de energías limpias, tanto eólica y solar, geotérmica e hidroeléctrica.

En principio, la construcción demandará mano de obra de alrededor de 200 personas, además de las que necesitarán las empresas contratistas que se ubican en otros puntos de la región.

Según informó el gobierno provincial, junto con el parque eólico Los Meandros, cuya construcción está a cargo de la empresa China Envision en el área de Challacó, se podrá satisfacer la demanda energética de la totalidad del territorio neuquino con energías renovables.