Cada vez son más los productos que ofrece el mercado bajo la fórmula diseño + ecología. Un ejemplo de esto es el caso de un purificador de aire para interiores que acelera la polución de la habitación para generar oxígeno constantemente.

Andrea Air Purifier es el nombre de este invento capaz de purificar todo el aire de tu casa a través de una planta. El diseñador francés Mathieu Lehanneur y el profesor de Harvard, David Edwards son los autores de este proyecto, quienes explican que desarrollaron el modo de hacer circular el aire viciado gracias a un sistema de filtrado mucho más eficaz y rápido que tener solamente la planta o abrimos las ventanas.

Se pueden utilizar todo tipo de plantas de interior siempre y cuando se ajusten al espacio disponible del recipiente, por lo que uno mismo puede cambiar la planta las veces que quiera para que se adapte mejor al estilo de la estancia donde la piensa colocar.

¿Cómo funciona? El purificador se nutre del propio sistema de filtración natural de la planta. Aspira el aire contaminado del medio ambiente y lo pasa a través de las superficies vivas de la planta (hojas, tierra y agua). Ésta absorbe y metaboliza los gases tóxicos transformándolos en aire renovado y limpio de toxinas, que expulsa al exterior mediante un ventilador silencioso. Su originalidad radica en un sencillo proceso de transformación bioquímica de los residuos utilizando la actividad metabólica esencial de la planta. Es importante mencionar que consume muy poca energía.