El pasado 16 de agosto, la Comisión Administradora del Río Uruguay publicó los resultados de monitoreos realizados en la Planta Orión (UPM-Ex Botnia), en el río Gualeguaychú, en su desembocadura en el río Uruguay, y en el río Uruguay en la zona de influencia de la Planta Orión y del río Gualeguaychú en su desembocadura en el río Uruguay.

El Comité Científico, como órgano subsidiario de la CARU, a fin de dar cumplimiento a lo resuelto por la Corte Internacional de Justicia, viene efectuando monitoreos de acuerdo a las notas reversales del 30 de agosto de 2010 y el plan específico acordado el 14 de noviembre del mismo año.

Estos resultados de las actividades de monitoreo del Comité Científico fueron publicados en la página web de CARU. Se trata de valores correspondientes al período comprendido entre mayo de 2015 y diciembre de 2016 inclusive, para el río Uruguay en la zona de influencia de la Planta Orión (UPM-Ex Botnia) y del río Gualeguaychú en su desembocadura en el río Uruguay; de 12 campañas durante el año 2016 en la Planta Orion (UPM-Ex Botnia) y en el río Gualeguaychú en su desembocadura en el río Uruguay; y por último los Informes mensuales en la Planta Orión (UPM-Ex Botnia) y en el río Gualeguaychú en su desembocadura en el río Uruguay para el mes de enero de 2017.

En el informe del año 2016, al igual que en enero de 2017, no aparecen incumplimientos a las normas en la pastera. Pero en la desembocadura del Río Gualeguaychú se detectaron incumplimientos en cuanto a las concentraciones determinadas para los siguientes parámetros:

Aluminio, Hierro, Amonio y Berilio (en la totalidad o en la casi totalidad de los monitoreos realizados)

Atrazina (en un par de ocasiones por encima del límite establecido)

Manganeso, Níquel, Cromo total y Organoclorados (únicamente en una oportunidad excediendo el límite)

Hidrocarburos totales y PAH (únicamente en una oportunidad excediendo el límite y en el resto por debajo del límite de detección).

La obligación de los monitoreos fue establecida por la Corte Internacional de Justicia de La Haya, luego de que se acudiera a ella para resolver el diferendo entre los países por el conflicto de las pasteras.

La Asamblea Ambientalista de Gualeguaychú mantuvo desde 2006 interrumpido el tránsito por el puente internacional General San Martín, que comunica a Entre Ríos con la República Oriental del Uruguay, para frenar la instalación de las plantas de celulosa. Esta medida terminó en 2010 con una tregua de 60 días con el gobierno, a fin de que avance con Uruguay en un estricto plan de monitoreo de la papelera de UPM (ex Botnia).