Fuente: Diario de Cuyo

El Submarino era la geoforma más famosa de Ischigualasto, una de sus marcas registradas e imagen de promoción más difundida, junto a El Hongo. Pero lo que más de 200 millones de años erosionaron para ofrecerle a la Humanidad una forma tan particular se vino abajo con un viento. Las fuertes ráfagas del domingo derrumbaron uno de los dos “periscopios” del Submarino, causando conmoción y tristeza a nivel científico y turístico. De todos modos, y aún en medio de ese clima, los funcionarios a cargo de Ischigualasto aseguraron que lo que quedó en pie del coloso no cambiará de nombre. Ésta es la tercera gran pérdida en Ischigualasto en los últimos 32 años, pues en la década de 1980 se derrumbaron dos geoformas muy particulares: El Loro y la Lámpara de Aladino.

Ubicado a 273 km de la ciudad de San Juan, a 85 Km de la localidad de Huaco y a 80 Km de San Agustín del Valle Fértil, el parque ofrece un extraño paisaje, donde la escasez de vegetación y la más variada gama de colores de sus suelos, más el capricho en las formas de los montes, lo hacen ser un lugar predilecto para turistas, tanto nacionales como extranjeros.  Es el único lugar donde puede verse totalmente al descubierto y perfectamente diferenciado todo el periodo triásico en forma completa y ordenada. Se calcula que las formaciones geológicas de este sitio tienen una antigüedad entre 180 y 230 millones de años. Ischigualasto es un lugar único que ha atraído el interés de geólogos y paleontólogos desde hace casi cien años, más precisamente en la década de 1930 cuando llegan algunos geólogos a realizar estudios en el lugar misterioso del que hablaban los gauchos.

“A los pies del Submarino se realiza el ciclo de vinos y música, así que haber cerrado el Parque el fin de semana fue una decisión correcta. Hay que agradecer que pese a la tristeza que nos genera el derrumbe, no hubo heridos. La estación del Submarino seguirá manteniéndose y no será cambiado el nombre”, expresó Silvio Atencio, administrador del Parque Ischigualasto. “No hay manera, con medios humanos, de reconstruir lo derrumbado. Es que toda la estructura colapsó al estallar contra el piso. Es probable que con el tiempo se caiga la otra ‘chimenea’ del Submarino, por lo que estamos analizando generar nuevas estaciones en el recorrido”, agregó Atencio. “Por suerte al momento donde el Parque no tenía turistas adentro porque el sábado con el fuerte viento hubo que evacuar las caravanas que habían adentro, hubo que desalojar el Parque, se cerró y hoy cuando llegaron los Guardaparques se encontraron con esto en el lugar, y no sabemos el horario en el que ha ocurrido, si en el día con el transcurso del viento o en la noche”, concluyó. El turista que vaya a partir de ahora se encontrará con una nueva foto.