El Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) y el Ministerio de Agricultura de la Nación vienen desarrollando un programa de difusión y posicionamiento de un nuevo sistema de fraccionamiento de vinos en un envase denominado ‘Bag in Box’ (BIB), de gran aceptación en otros países consumidores de vino y que viene mostrando un paulatino e importante crecimiento en el mercado argentino a partir de las acciones conjuntas del sector público y privado.

Este envase consiste en una caja de cartón que en su interior contiene una bolsa multicapa generalmente para un contenido de tres litros, con una válvula vertedora que una vez abierto mantiene las propiedades del vino por espacio de dos meses, lo que también puede facilitar la venta de vinos por copa en bares y restaurantes.

En ‘bag in box’ se fraccionan vinos de alta y media gama. En el mercado interno ya hay aproximadamente unas 15 bodegas que lo están utilizando.

El proceso de fabricación de este envase es amigable con el medio ambiente, ya que deja una menor huella de carbono, y posibilita una gran optimización en el espacio de almacenaje, además del ahorro que representan en costos de logística, ya que para transportar un millón de litros envasados en botellas se requieren casi 37 camiones, mientras que para el mismo volumen en bag in box alcanzan con seis fletes.

Se distribuyen a consumidores en general, y a vinotecas, ya que tienen contacto directo con el consumidor y pueden hacer docencia. También se entregan en los restaurantes con la intención de incentivar el consumo de vino por copas y se promueve fuertemente la comunicación con los distribuidores. En ese sentido, el INV suscribió un convenio de Proyecto de Responsabilidad Social Compartida con los Gobiernos de Mendoza y San Juan a través del cual un grupo de internos penitenciarios fabrican pequeñas barricas que se entregan manera gratuita a restaurantes y bares de todo el país para fomentar el consumo de vino por copas a través del BIB.

A su vez, en el marco del Programa de Asociatividad Vitivinícola que impulsa la Secretaría de Desarrollo Rural del Ministerio de Agricultura y Pesca de la Nación, se proyecta inyectar en el mercado del Área Metropolitana de Buenos Aires a través de centros de venta directa a precios populares. Se pretende eliminar la intermediación de la cadena y para ello se prevé utilizar una marca ‘paraguas’ y distribuir los vinos en bag in box en el Mercado Central y la Red ComPrAr.

Desde el INV se destaca que ya en el año 2012 se realizaban capacitaciones a bodegas. También talleres informativos para los distintos canales de distribución de la Argentina, con la participaron de distribuidores y responsables de cadenas de supermercados, hipermercados, distribuidoras de vinos, vinotecas y bodegas.

Entre 2013 y 2014 tuvo un aumento del 442% alcanzando un total de 196.208 litros y analizando el período enero – mayo de 2015 ya se superó en un 3.662% a igual periodo de 2014 con un crecimiento en volumen por encima de los 248 mil litros de vino (ver cuadro), por lo que se afirma que este nuevo envase se posiciona fuertemente en el mercado argentino.

Fuente: INV