El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) diseñó y fabricó un equipo para la elaboración de dulces, conservas y encurtidos destinado a los pequeños productores del país, con el objetivo de mejorar la economía familiar de un grupo de emprendedores de la Cooperativa Generar, de la localidad de Zárate, Departamento Trancas, provincia de Tucumán.

Los equipamientos disponibles hasta el momento eran para producciones de escala industrial, a un precio que no estaba al alcance de los emprendedores, quienes con este módulo de pequeña escala comenzaron progresivamente a comercializar sus productos en la zona, fomentando el concepto de producción como negocio, lo cual llevó a aumentar la frecuencia de producción.

El equipo, de acero inoxidable, puede elaborar hasta 45 kilos de mermelada por día y cuenta con un agitador mecánico que suple la tarea de mezclar manualmente, un importante avance en el sector productivo dulcero familiar.

En los estudios previos a este desarrollo, el INTI pudo ver que los emprendedores recolectaban frutas de diversas fuentes, variando la escala de producción en un rango de 10 a 65 kg de producto final, por lo que se creó un equipo en una escala intermedia entre las instalaciones propias (ollas de 15 litros) y del INTA (paila con agitador de 80 litros de capacidad).

La capacidad es de 50 litros, cuenta con un agitador mecánico que suple la tarea de mezclar manualmente y está equipada con un autoclave para esterilizar el producto. Es automática, funciona a energía eléctrica y gas natural o envasado y tiene todas las protecciones de seguridad.

El proyecto es de autoría de la tucumana María de los Ángeles Molina Vidal, estudiante de Ingeniería Industrial de la Universidad Nacional de Tucumán y una de las especialistas en alimentos del Centro INTI Tucumán.