Fuente: InfogeI

El conflicto surgió a raíz de las informaciones que compartió tiempo atrás un medio regional de Neuquén, que difundió el inminente desarrollo y puesta en marcha de un megaproyecto minero denominado “Las Nenas y La Voluntad” a desarrollarse en las Cuencas del Catan-Lil y Picún Leufu, en una zona conocida como Chachil, ubicada hacia el oeste de la zona central de la provincia.

El emprendimiento lo llevaría a cabo la empresa Southern Copper, que fuera acusada de contaminación ambiental en Perú y además se la responsabiliza de la muerte de 12 indígenas que se oponían a un proyecto minero llamado Tía María.

En este marco, la semana pasada se congregó un grupo de Vecinos Autoconvocados en Las Coloradas, la localidad más cercana al emprendimiento que se proyecta, quienes expresaron su “enérgico rechazo” a la iniciativa.

Después de ese primer pronunciamiento, se conoció la opinión de la comunidad mapuche Felipin, unas 64 familias que viven de la cría de cabras y ovejas, a 80 km al oeste de Zapala. La población también repudiaron el proyecto minero dado que afecta espacios territoriales que tradicionalmente utilizan.

Se trata de “veranada de Pampa Cerro Mesa, Wuchuñ Lelfü, (afluente del río Catan-Lil), Chiwido Bayo, Choz Mawiza (afluente de río Picun Leufu) en límite con privados”, detallaron en un comunicado, por lo que denunciaron además que fueron violados los principios constitucionales” y el Convenio 169 de la OTI.

“No se nos realizó ningún tipo de consulta. Dado que el citado proyecto afectará y pondrá en riesgo la vida no sólo de las comunidades mapuches sino también a toda la población que vive en márgenes de los ríos arriba mencionados y localidades como Las Coloradas y toda la población, como así también a Villa Puente Picun Leufu y toda sus zona de influencia”, reclamaron los mapuches en un documento que fue difundido por el diario El Cordillerano.

La comunidad mapuche también repudió la audiencia pública que se propone realizar el próximo 12 de agosto en el campamento de Vialidad Provincial ubicado sobre la Ruta Provincial 46 a la altura del puente en Picun Leufu.

“Es una burla para todos los habitantes que somos afectados, se hace llegar a los medios de comunicación, donde no hay muchas posibilidades de que asista la gente y además que dicha audiencia no es vinculante y cuenta con el visto bueno de Minería y Medioambiente de la provincia de Neuquén”, dijeron al respecto.

Por último, el pronunciamiento que lleva la forma del “lonko” Carlos Bascuñan y de la werken Natalia Romero, “alertó a la población” respecto a la contaminación ambiental que podría provocar el emprendimiento en los ríos.