Despejado
T 25.9° | ST 27° Palermo, Argentina
Revista el Federal - Mi País - nota

En 2018 se deforestaron 40.965 hectáreas de bosques protegidos

Un informe de Greenpeace indica que la superficie deforestada durante 2018 en Salta, Santiago del Estero, Formosa y Chaco fue de 112.766 hectáreas. Casi el 40% se produjo en bosques protegidos por ley, alcanzando las 40.965 hectáreas, equivalente a dos veces la superficie de la ciudad de Buenos Aires.

La organización ambientalista Greenpeace publicó un nuevo informe con los índices de deforestación ilegal en el norte de nuestro país, donde se concentra el 80% de la destrucción de estos ecosistemas.

De acuerdo con Noemí Cruz, coordinadora de la campaña de bosques,“las principales causas de la pérdida de bosques son el avance de la frontera agropecuaria, mayormente por la soja transgénica y ganadería intensiva, y los incendios. Los gobiernos no pueden seguir incumpliendo la normativa nacional y permitiendo desmontes dónde está prohibido”.

El informe expone que durante 2018, la provincia con mayor deforestación fue Santiago del Estero con 34.751 hectáreas, de las cuales 23.910 hectáreas eran bosques protegidos (clasificados en las Categorías I – Rojo y II – Amarillo).

En un cercano segundo lugar se encuentra Chaco, la provincia que más superficie destruyó, considerando los últimos tres años. En esta provincia, se deforestaron 33.972 hectáreas, de las cuales 14.744 hectáreas eran bosques protegidos.

En Formosa se desmontaron 23.996 hectáreas, de las cuales 261 hectáreas eran bosques protegidos.

Y en Salta, la deforestación alcanzó 20.047 hectáreas, de las que, 2.050 hectáreas eran bosques protegidos.

Según datos oficiales, desde la sanción de la Ley de Bosques hasta fines de 2017 se deforestaron 2,6 millones de hectáreas, de las cuales más de 840 mil eran bosques protegidos. Desde 2014 se registra una importante disminución de la deforestación.

Recordemos que la organización ambientalista lleva adelante una campaña para proteger El Impenetrable chaqueño. Durante los últimos tres años, más de la mitad de la deforestación en Chaco se realizó en zonas protegidas por la Ley de Bosques: 55.500 de las 106.508 hectáreas desmontadas.

Recientemente el gobernador Peppo firmó el decreto 298/2019 en el que deroga los permisos de desmonte sobre bosques nativos y suspende el procedimiento que reglamenta la actualización del ordenamiento territorial de bosques nativos de la provincia. Greenpeace destacó la medida. Sin embargo, reclamó que aún no fueron cancelados los permisos otorgados y que tampoco se ha dispuesto un plan de reforestación para los desmontes ya ejecutados.